Científicos alemanes encuentran material genético del SARS-CoV-2 en tejido cerebral

Un estudio publicado en la revista The Lancet Neurology reveló que más de la mitad de los pacientes analizados que murieron a causa de la COVID-19 del 13 de marzo al 24 de abril, en la ciudad alemana de Hamburgo, presentaron indicios de que el SARS-CoV-2 había penetrado en sus tejidos cerebrales.

De acuerdo con información publicada en la página web de Med Page Today, los coautores del estudio precisaron que el análisis ‘post mortem’ de los cerebros afectados detectó material génico (ácido ribonucleico, ARN) o una proteína clave del nuevo coronavirus, o ambos a la vez.

Aunque la muestra sometida a análisis fue pequeña (43 pacientes con una edad promedio de 76 años), los expertos pudieron concluir que la elevada capacidad del virus de penetrar en el sistema nervioso central no implicó que los cambios patológicos fueran demasiado grandes.

Si bien el potencial replicativo e infeccioso del ARN viral sigue sin estar claro, la detección ´in situ´ de las proteínas del virus es un hallazgo importante, pues confirma su presencia en el cerebro”, señaló uno de los científicos involucrados en la investigación.

Rastros de la presencia vírica se hallaron en las células del tronco cerebral (la mayor ruta de comunicación entre distintas regiones del cerebro) y las neuronas que se ramifican a partir de él. Los médicos apuntan que los patógenos habían ingresado allí a través del nervio vago, que conecta el cerebro con varios órganos, como los pulmones, el corazón, las vísceras y la nasofaringe.

Casi todos los pacientes experimentaron una proliferación anómala de astrocitos, las células de soporte del tejido nervioso, en todas las regiones evaluadas. Algunos tenían otros cambios que a veces pueden provocar complicaciones neuropatológicas, pero el equipo investigador admite que eso podía deberse a una respuesta defensiva del sistema inmunitario y no al daño causado por el coronavirus.

La evidencia emergente, incluido el estudio actual -explicaron los especialistas- muestra que las alteraciones neuropatológicas en los cerebros de los pacientes que mueren de COVID-19 son relativamente leves, aunque el virus puede acceder al cerebro.

PGS/ RL/ Foto de portada: Mike Segar/ Reuters. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: