Costa Rica: Una semana de manifestaciones contra propuesta de acuerdo con el FMI

El país centroamericano está sumido en una ola de protestas a raíz de la propuesta de acuerdo que el presidente Carlos Alvarado intentó hacer con el Fondo Monetario Internacional para intentar paliar los estragos de la pandemia en la economía. Aunque desde el Gobierno dicen haber retirado la propuesta, la oposición mantiene las movilizaciones.

Desde hace una semana, las autoridades costarricenses intentan detener las protestas que pasaron a ser enfrentamientos en medio del descontento con el Gobierno por el plan anunciado por el presidente Carlos Alvarado con el FMI para recibir un auxilio financiero. 

La pandemia de Covid-19 ha golpeado duramente la economía de Costa Rica, por lo que Alvarado anunció que intentaría negociar un préstamo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), decisión que finalmente no fue más allá porque el mandatario retiró la propuesta del paquete de apoyo por 1.750 millones de dólares tras masivas movilizaciones que rechazaban el pacto. 

Pero las manifestaciones continuaron en las calles y, hasta el miércoles en la noche, cerca de 60 personas fueron detenidas y 100 policías heridos durante los enfrentamientos. 

En la localidad de Paquita, ubicada en la provincia de Puntarenas, varios buses de la Policía fueron atacados a pedradas y un oficial resultó herido luego de que le lanzaran una bomba molotov.

«Esto es una situación que repudiamos, rechazamos y que no corresponde a la idiosincrasia costarricense. Estamos hablando de hechos delictivos sumamente graves y delicados», dijo el Ministro de Seguridad de Costa Rica, Michael Soto.

 

Según EFE, las protestas son organizadas por un grupo llamado «Movimiento Rescate Nacional», dirigido por José Miguel Corrales. Durante una alocución en la noche del miércoles, Alvarado aseguró que hay infiltrados en las protestas que hacen parte de «estructuras delictivas y del crimen organizado».

Los manifestantes exigen que el Presidente firme un documento en el que se comprometa a no acudir al FMI en los 19 meses que restan de su mandato, una petición que aún no ha sido escuchada por el Gobierno.

El Ejecutivo de Alvarado dijo que para abrir una mesa de diálogo es fundamental que se levanten primero los bloqueos, lo que podría llevar a un estancamiento entre las partes.

Llaman a una mesa de diálogo para dar fin a los enfrentamientos 

Por su parte, la representante de la Defensoría de los Habitantes, Catalina Restrepo, rechazó las agresiones a las autoridades e hizo un llamado al diálogo y la reflexión.

«La Defensoría de los Habitantes hace un llamado a la no violencia y a buscar el diálogo entre todas las partes. No podemos dejar que el país caiga en el caos», dijo la defensora.

El golpe de la pandemia de Covid-19 se ha sentido con intensidad en la economía costarricense, por lo que el convenio entre el Gobierno tico y el FMI generó dudas e inconformidad entre parte de la población que cree en otras formas de paliar la crisis antes de un millonario préstamo. 

El salvavidas de Alvarado pretendía aumentar los impuestos, vender activos estatales e implementar medidas de austeridad, con el fin de negociar el préstamo del organismo financiero para acceder a los fondos y así proyectar credibilidad ante los mercados. Además, el descontento de la gente está alimentado por una polémica reforma tributaria que entró en vigor hace menos de dos años.

La actual crisis fiscal de Costa Rica se agudizó por la crisis sanitaria mundial. Las proyecciones económicas indican que la economía del país se contraerá en un 5 por ciento.

Tomado de France24/ Foto de portada: Jeffrey Arguedas/ EFE.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: