Covid-19: La pandemia del dolor

Por Dailenis Guerra Pérez.

Cada tres días se contagian de Covid-19 un millón de personas en todo el mundo. Hoy la cifra arriba a los 45 millones de enfermos desde que se originó hace casi un año en la ciudad de Wuhan, en China. Han fallecido por ese motivo más de 1 millón 178 mil convalecientes.

La rápida extensión la convirtió en pandemia. Llegaría a nuestra América, haciéndola líder de las estadísticas donde Estados Unidos se mantiene a la cabeza de contagios en el mundo, con poco más de 9 millones (1 de cada 5 en el mundo) y más de 233.000 fallecidos, indica Telesur.

La India supera los 8 millones de contagiados, mientras se acerca a los 120 mil fallecidos, siendo el país asiático más afectado. El tercer lugar vuelve a la América. Esta vez a Brasil, donde se registran unos 5 millones 460 mil contagios y 158 mil muertes.

En Europa, el Reino Unido tiene la mayor cantidad de fallecidos con alrededor de 45 mil. En el continente africano, Sudáfrica es la nación más afectada con 719 mil casos y casi 19 mil muertes.

Son ocho los países que acumulan el millón o más de contagios y es posible que a los ritmos actuales, Reino Unido y México se sumen en las próximas jornadas.

La letalidad se mantiene superior al 3 por ciento, aunque distribuida de manera irregular según los países y regiones del mundo, pues, por ejemplo en México es del 10 por ciento, en Italia es del 6,5 por ciento, en España es justo del 3 por ciento y en Cuba es de 2,65 por ciento.

Millones de familias han sufrido la muerte, la incertidumbre, la miseria, el hambre y el dolor generado por la pandemia. Las estadísticas reflejan cifras que esconden detrás todos los males que se le asocian: los huérfanos, los convalecientes, los que no reciben asistencia médica; los que quiebran.

Hasta el momento, ninguno de los más de cuarenta candidatos vacunales en fase de ensayos clínicos con humanos está disponible para campañas de inmunización masiva.

La única medicina disponible es la prevención, mantener las medidas higiénicas, mantenernos aislados y respetar las medidas que asumen las autoridades gubernamentales.

En esta batalla las estadísticas en aumento no demuestran una victoria. Son la máxima evidencia del retroceso y el incumplimiento. Mientras muchas naciones intentan recuperarse, sus habitantes desacatan las restricciones. Evitar los rebrotes y disminuir las cifras nos hace victoriosos, ganarle al coronavirus y sus efectos es misión de todos.

RL/ Foto de portada: EFE.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: