Cuba adopta normas jurídicas para la gestión de su patrimonio geológico

Por Deny Extremera San Martín.

Responsables del Ministerio de Energía y Minas y otros organismos e instituciones de Cuba presentaron este miércoles en La Habana los instrumentos legales que regirán la política nacional para perfeccionar la investigación geológica e implementar el Servicio Geológico del país. Las normas, un decreto gubernamental y dos resoluciones del Minem, regulan la gestión del patrimonio geológico, geositios y geoparques en la isla.

El Decreto 11, “Del Patrimonio geológico de Cuba”, firmado por el primer ministro, Manuel Marrero, y el ministro de Energía y Minas, Liván Arronte Cruz, establece el marco legal de los geositios, geoparques y las muestras geológicas para su identificación, propuesta, declaración, uso, conservación y control.

Además de definir los conceptos de patrimonio geológico, geositio, geoparque, muestra geológica, geodiversidad y geoconservación, asigna al Minem la dirección y control de las actividades relacionadas con el patrimonio geológico, y responsabiliza al Instituto de Geología y Paleontología (IGP, Servicio Geológico de Cuba) con la creación y actualización del inventario cubano de geositios y geoparques.

El decreto que aparece este jueves 8 de octubre en la Gaceta Oficial No. 69 (ordinaria) como parte del paquete de normas jurídicas sobre patrimonio geológico, y las resoluciones que lo complementan, deben entrar en vigor tres días después de su publicación.

Con las normas jurídicas presentadas este miércoles se crea el Comité Nacional de Geoparques, un órgano asesor del Minem integrado por los ministerios de Economía y Planificación; de Ciencia, Tecnología y Medioambiente; de Educación Superior; de la Agricultura; de las Fuerzas Armadas; del Interior; de Cultura; de Turismo, y de Relaciones Exteriores, así como por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos y el Instituto de Planificación Física.

Entre sus funciones están coordinar acciones de los geoparques y el patrimonio geológico con la Unesco, participar en el proceso de aprobación de los geoparques y apoyar el inventario, conservación y uso del patrimonio geológico.

Actualmente existe un inventario nacional de sitios de interés geológico, que aún no incluye las provincias de Santiago de Cuba y Guantánamo, con un total de 539. De ellos, 35 están declarados monumentos locales y 15 nacionales; 161 se encuentran en áreas protegidas y 91 están en zonas de turismo de naturaleza. El inventario, que está en manos de las autoridades provinciales y municipales, es una herramienta importante para la preservación de esos lugares.

Iván Oquendo, director jurídico del MINEM, precisó que estas normas jurídicas no tienen precedente en el país, donde hasta ahora no existían normas específicas sobre patrimonio geológico. Solo una de las resoluciones, la No. 81 del MINEM, deroga una anterior, la No. 38 de 2014, que contenía regulaciones sobre exportación de minerales.

La Resolución No. 81 del MINEM, incluida en el paquete de normas jurídicas que implementa la política para el perfeccionamiento de la actividad de investigación geológica e implementación del Servicio Geológico de Cuba, autoriza al director de la Oficina Nacional de Recursos Minerales (ONRM) a emitir la conformidad para la exportación de muestras geológicas y concentraciones de minerales que no sean de interés comercial y estén destinadas a estudios e investigaciones.

El trámite, que puede ser solicitado por personas naturales o jurídicas, requerirá también la autorización del Banco Central de Cuba en caso de metales preciosos o piedras preciosas. Si se trata de suelo y fósiles para análisis de ADN, se precisará una autorización adicional del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medioambiente (Citma).

Entretanto, la Resolución No. 82 del MINEM designa al Instituto de Geología y Paleontología para evaluar propuestas y declarar que un sitio natural reúne los requisitos técnicos para ser considerado geositio. Igualmente, para dictaminar y proponer zonas del territorio cubano con un patrimonio geológico cuyo valor amerite declararlas geoparques nacionales.

Según el texto de la resolución, las propuestas pueden provenir de personas naturales o jurídicas. En el caso de los geositios, estos serán declarados, a partir del análisis y dictamen de las propuestas, por resolución del Minem publicada en la Gaceta Oficial. La declaración, agrega el documento, es no vinculante y propone usos y otras declaraciones potenciales relacionadas con las esferas de turismo, patrimonio y áreas protegidas.

En cuanto a los geoparques, la Resolución No. 82 refiere, además del análisis y dictamen del IGP sobre las propuestas, que el Comité Nacional de Geoparques dictamina en virtud de las competencias establecidas en el Decreto 11 y el ministro de Energía y Minas hace la proposición como zona de regulaciones especiales.

La resolución define los principios de conservación de los geositios y las muestras geológicas, y establece pasos y requisitos para que un geoparque nacional pueda llegar a ser geoparque mundial de la Unesco.

Componentes del patrimonio geológico

Muestras geológicas (o colecciones de estas): muestras extraídas de su contexto natural para su uso científico, didáctico, museístico o turístico.

Geositio o sitio de interés geológico: lugar donde pueden observarse rasgos geológicos característicos y representativos de la geodiversidad.

Geoparque: zona geográfica única y unificada, en la que se gestionan sitios (geositios) y paisajes de importancia geológica, con un concepto integrado de protección, educación y desarrollo sostenible. En un geoparque se gestiona el patrimonio geológico en conexión con el resto de elementos del patrimonio natural y cultural existente. Tiene un carácter nacional y si sus sitios, paisajes y valores geológicos son de importancia internacional, puede ser propuesto a la Unesco para su designación como geoparque mundial.

Los geoparques (geoparque es una distinción sin carácter normativo que otorga la Unesco a territorios que presentan un notable patrimonio geológico) surgieron a principios de la década de los noventa en Europa. Francia, Alemania, Grecia y España son fundadores. Desde entonces, el número ha ido en aumento.  Hoy existen en el mundo 161 áreas declaradas geoparque mundial de la Unesco en 44 países. La mayoría se encuentran en Europa y China. Es una categoría aún incipiente en las Américas.

Enrique Castellanos, director de Geología del MINEM, recordó que promover la conservación y utilización del patrimonio geológico es una de las líneas estratégicas de la política de geología del país, aprobada por el Consejo de Ministros en marzo de 2014 y que derivó en agosto de 2018 en un paquete de normas jurídicas que incluyó el Decreto 345 (“De la actividad de investigación geológica y del Servicio Geológico de Cuba”), acompañado de cinco resoluciones del Minem y una del Ministerio de Finanzas y Precios.

Respecto a las normas jurídicas sobre patrimonio geológico presentadas este miércoles, Castellanos explicó que “estudiamos la legislación cubana sobre este tema, y también las regulaciones y leyes del Citma, la Comisión de Medio Ambiente, las referidas al patrimonio nacional del Ministerio de Cultura, así como las declaraciones de la Unesco”.

No había nada legislado específicamente sobre esta parte del patrimonio en Cuba. Fue una solicitud de varios ministerios: antes de pasar a declarar geositios o geoparques debía existir un marco legal regulatorio, que es el que estamos presentando hoy”, dijo.

En muchos casos, los geoparques podrían coincidir totalmente o en parte de su territorio con zonas bajo categorías como las de Parque Nacional, Paisaje Cultural o Reserva de la Biosfera.

Castellanos apuntó que “en el camino hacia un geoparque, lo primero es un trabajo técnico para evaluar e identificar los geositios existentes y delimitar el área geográfica que podría abarcar. Luego se procedería a hacer la propuesta, entregar el expediente al IGP (haría una evaluación técnica), más tarde al Comité Nacional de Geoparques y, si continúa el proceso, al Instituto de Planificación Física y a la instancia que lo declararía zona con regulaciones especiales”.

Ese geoparque –añadió– “puede o no coincidir con áreas de otras categorías de conservación. Ya declarado como zona con regulaciones especiales, habría que conciliar los regímenes de actuación con otras zonas de protección en caso de que coincidan en un mismo territorio. Por ejemplo, si hay una parte de un geoparque que coincide con parte del Parque Nacional Alejandro de Humboldt, hay que conciliar sus regulaciones con el plan de manejo de ese parque nacional”.

La Unesco considera que en estos casos puede haber un solapamiento de categorías de conservación, pero deben estar argumentados cuáles son los aspectos geológicos que se incorporan al declarar un geoparque, muy relacionado con el desarrollo sostenible y local y el uso turístico –mayormente especializado, combinando los valores geológicos con otros que haya en el lugar, incluidos paisajísticos y de biodiversidad– para su autosostenimiento económico.

Se trata, además, de incluir el conocimiento y los valores geológicos locales, que aportan más atractivos a estos lugares de naturaleza.

El solapamiento entre categorías de conservación a la hora de evaluar y declarar geoparques podría suceder en varios lugares de Cuba, pues casi el 20% del territorio nacional está en áreas protegidas, y en ellas hay muchas zonas que incluyen sitios de interés geológico, señaló el director de Geología del Minem.

En el caso del geoparque de Viñales, en estudio, coincidiría en parte de su área pero sería mayor que la zona actualmente declarada Parque Nacional y que el segmento bajo la categoría de Paisaje Cultural de la Humanidad.

Castellanos dijo que en Viñales, donde hay lugares con un valor geológico de importancia mundial, se ha estado trabajando y se hizo una evaluación de más de medio centenar de sitios de interés geológico. Con los cambios en las estructuras de Gobierno a partir de la nueva Constitución, el proyecto debe ser aprobado por las nuevas autoridades y se seguirá trabajando en él durante los próximos meses. Actualmente, informó, se está elaborando una guía geológica de Viñales.

Aun siendo un país pequeño, Cuba cuenta con una notable diversidad geológica. Según la evaluación de expertos, existe potencial para la creación de 22 geoparques en la isla.

La elaboración, revisión y aprobación de las normas jurídicas sobre patrimonio geológico estuvieron a cargo de expertos de los ministerios de Energía y Minas; Cultura; Ciencia, Tecnología y Medioambiente; Turismo y Educación Superior, además del Instituto de Planificación Física.

Castellanos destacó que la entrada en vigor de las normas y su contenido enfatizan el carácter multidisciplinario de la actividad de investigación geológica, en la cual intervienen distintas entidades de varios organismos.

Tomado de Cubadebate/ Foto de portada: Deny Extremera San Martín.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: