Cuba: Legítimas razones para integrar el Consejo de Derechos Humanos

Por Enrique Moreno Gimeranez

Una «contundente victoria», así calificó el Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, la elección de nuestro país, este martes, como miembro del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para el periodo 2021-2023.

Ciento setenta Estados miembros de la Asamblea General de la ONU –el 88 % de los integrantes de la organización– respaldaron con su voto a la Mayor de las Antillas, en abrumador reconocimiento internacional a la obra de la Revolución Cubana en materia de derechos humanos.

Este resultado se agiganta por haberse alcanzado frente a las mentiras y patrañas imperiales, a la campaña de desprestigio, a las manipulaciones y chantajes contra nuestra nación. Penosamente, Estados Unidos, con un lamentable historial en el tema, se retiró en 2018 del Consejo de Derechos Humanos. Sin embargo, el Departamento de Estado de EE. UU. emitió este martes un comunicado donde mostraba su preocupación por la elección de China, Rusia y Cuba para integrar este órgano. 

«El Departamento de Estado hoy tenía una declaración quejándose de las elecciones al Consejo de Derechos Humanos. Ha decidido retirarse de todos los organismos internacionales donde no puede imponer su voluntad. Cuando éramos jóvenes y jugábamos al béisbol, el perdedor siempre amenazaba con llevarse a casa bates, pelotas y guantes», tuiteó el embajador cubano en EE. UU. José Ramón Cabañas. 

Ciertamente, Estados Unidos quedó nuevamente aislado. No obstante, vale la pena recordarle a Washington que el bloqueo y su política unilateral de hostilidad constituyen una violación flagrante, masiva y sistemática a los derechos humanos del pueblo cubano y el principal obstáculo para el desarrollo del país.

Frente a tales agresiones, sobradas razones corroboran que la promoción y protección de todos los derechos humanos para todos ha sido una prioridad para Cuba, sobre la base del carácter universal, indivisible, interdependiente e interrelacionado de estos derechos. Nuestro país ha obtenido importantes éxitos en este ámbito, gracias a la voluntad política del Gobierno y la activa participación popular en todos los ámbitos de la vida nacional. 

INCUESTIONABLES RESULTADOS

Nuestro país es parte de 44 de los 61 instrumentos internacionales de derechos humanos y ha continuado cumpliendo los compromisos y obligaciones adquiridos al respecto.

Asimismo, como Estado Parte de la Convención sobre los Derechos del Niño, Cuba ha diseñado planes, políticas y programas nacionales dirigidos a este grupo, integrando los postulados de dicha Convención.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha destacado los logros del país en el cuidado de las niñas y niños, en particular el acceso pleno a la cultura, la educación y la salud. 

El principio del interés superior del niño está debidamente integrado en la legislación nacional, y constituye una máxima en el ámbito administrativo, educativo, familiar, legal y judicial, de acuerdo con información del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex). 

En 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS) certificó a Cuba como el primer país en eliminar la transmisión materno-infantil del vih y la sífilis congénita, y en junio de 2019 ratificó estos resultados por tercera vez en el periodo 2015-2019.

Los artículos 72 y 73 de la Carta Magna cubana consagran a la salud pública y a la educación, respectivamente, como derechos de todas las personas. «El derecho a la educación, que tiene rango constitucional, se garantiza por el amplio y gratuito sistema de escuelas, seminternados, internados y becas en todos los tipos y niveles de enseñanza; y por la gratuidad adicional del material escolar», señala el Minrex.

La Mayor de las Antillas cuenta con un sistema de Salud a todos los niveles, que es universal, gratuito y accesible a la población en todo el territorio nacional; además sus programas de cooperación médica internacional contribuyen a la promoción y protección del derecho a la salud de millones de seres humanos en el mundo.

En este sentido, el contingente Henry Reeve recibió en 2017 el Premio de Salud Pública en Memoria del Dr. Lee Jong-wook, otorgado por el Consejo Ejecutivo de la OMS, y gracias al programa de alfabetización Yo sí puedo (Premio de Alfabetización Unesco-Rey Sejong en 2006 y Premio Mestres 68 en 2012) más de nueve millones de personas han sido alfabetizadas en más de 30 Estados.

ALGUNOS INDICADORES SANITARIOS

78,45 años es la esperanza de vida.

14 enfermedades infecciosas eliminadas.

97 202 médicos, un médico por cada 116 habitantes.

19 825 estomatólogos, uno por cada 556 habitantes.

COLABORACIÓN DE CUBA CON OTROS PAÍSES (1963-ABRIL 2020)

87 países y territorios han recibido colaboración cubana.

Más de 1 949 millones de casos atendidos.

Más de 14 millones de operaciones quirúrgicas.

Más de 4 millones de partos.

Más de 14,7 millones de vacunas aplicadas.

FRENTE A LA COVID-19

Más de 3 700 colaboradores.

52 brigadas médicas.

39 países y territorios afectados han contado con el apoyo cubano.

COOPERACIÓN CUBANA EN LA ONU EN EL ÁMBITO DE DERECHOS HUMANOS

La Mayor de las Antillas fue elegida miembro fundador del Consejo de Derechos Humanos para el periodo 2006-2009 y ha integrado el órgano, además, en los periodos 2009-2012, 2014-2016 y 2017-2019.

Esta es la quinta ocasión en que Cuba ocupará un escaño en este órgano de la ONU. Nuestro país «se conduce en el Consejo de Derechos Humanos con voz propia y constructiva, con su experiencia de país en desarrollo defensor del diálogo y la cooperación, contrario a los enfoques punitivos y la selectividad, en favor de la promoción y protección de todos los derechos humanos para todos», refiere la Cancillería cubana.

Tomado de Granma / Foto de portada: Ismael Batista

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: