Denuncia contra candidato del MAS confirma guerra sucia en Bolivia

La acusación penal presentada hoy ante la Fiscalía contra el candidato presidencial del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, confirmó que a 10 días de los comicios generales el Gobierno de Bolivia impulsa la guerra sucia denunciada por el afectado.

Carta al pueblo boliviano ante las acusaciones falsas realizadas por quienes han hecho de la mentira, la persecución política, la violencia y el saqueo de #Bolivia, una forma de vida. ¡El odio no vencerá! ¡Vamos a recuperar la Patria! #VamosASalirAdelante”, escribió Arce el jueves último en un tuit al que adjuntó la misiva.

El exvicetitular de Economía del derrocado Ejecutivo del mandatario Evo Morales aseguró en ese texto que la sucia confrontación contra el MAS se intensificará mientras más cerca estén las elecciones, programadas para el 18 del mes en curso, lo cual se pudo constatar este viernes.

Guido Melgar, viceministro de Transparencia, presentó la denuncia ante el Ministerio Fiscal, la cual se sumó a una lista de imputaciones gubernamentales contra el MAS en un grueso expediente que incluye términos como subversión, terrorismo y hasta planes de un supuesto golpe de Estado.

Se suman a ello los llamados en diversos medios y en un sistema bien estructurado de redes sociales a no votar por Arce y la agrupación que desde el poder convirtió a Bolivia en la mayor economía de Sudamérica de manera consecutiva en los últimos seis años.

La acción penal contra el candidato favorito a la presidencia según todas las encuestas incluye a su esposa, Lourdes Brígida Durán, a su secretaria y los inculpa de los delitos de uso indebido de influencias, enriquecimiento ilícito y legitimación de ganancias ilícitas.

Melgar reconoció tácitamente la falta de sustento de sus acusaciones al señalar que el Ministerio Público debe investigar el caso, aunque no dudó en considerar a priori culpables a los denunciados.

Desde la ciudad de Chuquisaca, el MAS expresó este viernes su rechazo al informe de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) presentado esta semana, en el cual se pretende manchar la ejecutoria de Arce y su familia con el término “movimientos financieros sospechosos”.

“Lo que se está haciendo es simplemente tratar de desprestigiar la imagen de Luis Arce Catacora y nosotros no creemos en esos informes, siempre hubo una guerra sucia y nefasta contra el MAS, nosotros somos una realidad, hemos demostrado desarrollo y progreso”, sostuvo en declaraciones a Radio Loyola Mauricio Pinaya, presidente de la organización política en la urbe chuquisaqueña.

En su opinión, el partido Comunidad Ciudadana de Carlos Mesa (segundo en las encuestas) “se encuentra detrás” de los informes financieros, por lo cual exhortó a la población a no tomar en cuenta la documentación de la UIF.

Desde otro flanco, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, reactivó este jueves la acusación de fraude que en octubre de 2019 sirvió de pretexto para provocar el golpe de Estado “blando” que, en contubernio con la Policía y el Ejército, forzó la renuncia del primer mandatario indígena en la historia del país e impuso el régimen de facto de la autoproclamada Jeanine Añez.

Este vicetitular presentó los resultados tardíos de una supuesta investigación policial que probaría el fraude, el cual hasta ahora solo se basaba en un informe ambiguo de la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de su secretario general, Luis Almagro, el cual quedó desmentido por investigaciones de prestigiosas instituciones especializadas de Estados Unidos.

Según Santamaría, la pesquisa incluyó ocho mil actas del departamento de La Paz, de las que “’algunas” registran irregularidades, añadió que también hubo manipulaciones informáticas a cargo de extranjeros.

Sin embargo, rechazó un pedido del Fiscal General, Juan Lanchipa, para que se gestione una pericia técnica internacional sobre las comicios de hace un año, y alegó que esa revisión especializada no resulta necesaria porque basta con la investigación de la Policía, subordinada al control del Ministerio de Gobierno, que encabeza Arturo Murillo, rostro principal de la represión antipopular en la nación andino-amazónica.

JPG/ RL/ Foto de portada: David Mercado / Archivo Reuters.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: