Dos pelos de la barba… de Castro

El dictador nicaragüense Luis Somoza pidió, a quienes iban a invadir Cuba por Bahía de Cochinos, traerle un par de pelos de la barba de Castro. Somoza murió sin cumplir su deseo.

A comienzos de los 90, Carlos Alberto Montaner publicó su libro Víspera del final: Fidel Castro y la revolución cubana. Y Andrés Oppenheimer La hora final de Castro. Poca puntera predictiva la de ambos: el Comandante cubano vivió 24 años más.

Sobre la Ley Helms-Burton, su padre, el senador Jesse Helms dijo: «Es el último clavo en el ataúd de Castro. Adiós, Fidel». Pero fue Fidel quien se despidió de Helms, que murió en 2008.

Hoy, medios y redes sociales repiten estas fracasadas profecías. Y la víspera del final de la Revolución cubana se alarga y se alarga.

Tomado de Cubainformación/ Foto de portada:  Enrique De La Osa/ Archivo Reuters.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: