EEUU: Donald Trump da positivo a la Covid-19 y a las mentiras

El Presidente estadounidense Donald Trump es probablemente el mayor factor de desinformación sobre la COVID-19, según un estudio de la Universidad de Cornell, financiado en parte por la Fundación de Bill y Melinda Gates. Ahora que él su esposa Melania, según sus propias declaraciones en Twitter, han resultado positivo al examen que detecta la enfermedad, se puede esperar otra oleada de mentiras, incluso la de que no están enfermos.

Si fuera cierto, no ha habido mejor momento en estos meses para enfermarse. Como anunció este jueves en la noche, se iría a una cuarentena, tras conocerse el positivo por coronavirus de una de sus más cercanas asesoras, quien lo ha acompañado a sus recorridos de campaña presidencial. Aún sin saber los resultados de la primera dama y de él, se apresuró a decir que iniciaría el aislamiento. Y más tarde confirmó que ambos eran positivos.

La asesora “Hope Hicks, quien ha estado trabajando muy duro sin siquiera tomarse un pequeño descanso, acaba de dar positivo en COVID-19. ¡Terrible!» ,escribió el Presidente en Twitter, mensaje citado por el Nuevo Herald, precisamente el diario más leído en Florida, su foco delirante actual para ganar votantes.

Llama la atención que haya usado la palabra terrible para indicar gravedad en ese acontecimiento, lógica que no concuerda con su habitual minimización de la pandemia.

Ahora sí es grave, por tanto, no podrá seguir en los debates cara a cara con su contrincante del partido azul, ni tendrá que ponerse rojo como su partido republicano, a la hora de enfrentar el escándalo por fraude fiscal, que no es lo mismo que evasión de impuestos, como hizo entre 2000 y 2017, cuando solo abonó 750 dólares en tributos, según afirmaciones a CNN del exfiscal Nick Akerman, actuante en el escándalo Watergate hace cuatro décadas.

Según aclaró Akerman a esa cadena estadounidense, fraude en materia de impuestos “consiste en mentir sobre tus ingresos, mentir sobre tus deducciones”, y de acuerdo con lo publicado por The New York Times hay pruebas de que Trump mintió.

Más allá del coronavirus que el magnate pudiera padecer o no, ya un equipo de la Alianza de Cornell para la Ciencia analizó unos 38 millones de artículos publicados en inglés, solo entre el 1 de enero y el 26 de mayo de 2020, en Estados Unidos, Reino Unido, India y otras naciones entre los cuales se identificaron más de 522 400 artículos con información falsa sobre el coronavirus, un fenómeno llamado infodemia por la Organización Mundial de la Salud.

Asimismo, el impacto de estos artículos en las redes sociales, calculado en ese estudio encontró que se multiplicaron en más de 36 millones de interacciones, tres cuartas partes en Facebook, lo que repercute negativamente en las acciones para frenar la pandemia.

Los comentarios de Trump fueron responsables de un repunte significativo de las informaciones falsas. Un botón de muestra es cuando habló de la posibilidad de una inyección de desinfectante para combatir la enfermedad, disparate dicho en una conferencia de prensa el 24 de abril. Habría que ver si ahora lo practica en su propio cuerpo y el de Melania, o ingiere cloro como también sugirió, consejo que no pocos de sus partidarios siguieron.

El estudio señala también que hubo picos similares cuando promovió el uso de la hidroxicloroquina, un tratamiento cuya efectividad no ha sido probada, e incluso fue desautorizada.

Si la gente recibe información engañosa a través de informes no científicos y no corroborados sobre la enfermedad, puede ocurrir que sean menos propensos a seguir las recomendaciones oficiales y a propagar aún más el virus”, dijo Sarah Evanega, quien encabezó el estudio.

En medio de la maraña intoxicada de mentiras en boca del presidente Trump, hay que observar la evolución de su coronavirus político y fiscal, y el que inunde sus pulmones, a ver si se lo pasa asintomático y alegra a sus seguidores, o entra a una fase aguda para proponer el aplazamiento de las elecciones, ganar tiempo a favor de sus torcidas estrategias y finalmente salir triunfador en la contienda por la presidencia.

LG/ RL/ Foto de portada: Oliver Contreras.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: