EEUU: Legisladores republicanos toman distancia de Trump

Legisladores republicanos comienzan a distanciarse del presidente Donald Trump, quizás anticipándose a una derrota en los comicios del 3 de noviembre, afirma hoy el diario The New York Times. Según la publicación, marcada por un sesgo anti Trump, los congresistas toman en cuenta las encuestas que ponen por debajo al mandatario-candidato.

También el éxito del bando del candidato demócrata Joe Biden en cuanto a la recaudación de dinero de su campaña, así como el entusiasmo que, afirma, prevalece en las filas del partido opositor.

Según el Times, durante casi cuatro años, los republicanos en el Congreso permanecieron en silencio, ignoraron y eludieron una cascada interminable de declaraciones ofensivas del presidente, sus cáusticos y dispersos mensajes en Twitter y la inclinación por burlar la ortodoxia del partido.

El senador republicano por Nebraska, Ben Sasse, desató la furia contra Trump en un evento telefónico con los electores el miércoles, al atacar la respuesta del presidente a la pandemia de Covid-19, que ya provocó más de 222 mil 633 muertos y ocho millones 206 mil 190 contagios. Sasse lo acusó de «coquetear» con supremacistas blancos y alienar a los votantes de manera tan amplia que podría causar un «baño de sangre republicano» en el Senado.

Al decir del influyente periódico, incluso “el normalmente taciturno” senador Mitch Mc Connell, republicano de Kentucky y líder de la mayoría en la Cámara alta, fue más franco que de costumbre en los últimos días sobre sus diferencias con el presidente.

Mc Connell rechazó los llamados del gobernante a aprobar sumas multimillonarias en un proyecto de ley de estímulo, que desde hace varios meses está pendiente de aprobación, debido a fuertes discrepancias con la oposición demócrata.

Por su parte Prensa Latina cita estudios de la cadena televisiva CNN, según los cuales apenas tres semanas antes de las elecciones del 3 de noviembre la mayoría republicana en el Senado nunca estuvo en mayor peligro.

No solo sus escaños de Colorado y Arizona, ambos actualmente ocupados por republicanos, parecen estar casi perdidos este año, sino que los puestos que alguna vez se consideraron seguros ahora están en ascuas.

El primer debate presidencial, durante el cual Trump se negó a condenar a los grupos supremacistas blancos, no ayudó a sus correligionarios, y su diagnóstico con Covid-19 solo pudo evidenciar una vez más el mal manejo de la Casa Blanca para enfrentar la pandemia, señalan los expertos de la cadena televisiva.

Entretanto, el sitio web de análisis estadístico Five Thirty Eight sitúa las posibilidades de que los demócratas recuperen el Senado en 68 sobre 100.

De ser realidad tales augurios, queda poco tiempo para un cambio en la dirección de los vientos electorales. Sin embargo, el candidato republicano aparecía como franco perdedor en las elecciones que le hicieron presidente.

Entonces no alcanzó en las que no tuvo la mayoría de las papeletas, pero sí de los colegios estaduales que más aportan, una característica del sistema electoral estadounidense, el  que se vende como el más democrático del planeta.     

OOL/ RL/ Foto de portada: AFP. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: