Elecciones presidenciales en EEUU 2020: Nueva encuesta del voto cubanoamericano

Por Abel González Santamaría.

Resta solo un mes para que sea electo el nuevo mandatario que ocupará la Casa Blanca en enero de 2021. Hasta la fecha el candidato demócrata Joe Biden aventaja a su contendiente republicano Donald Trump por un promedio de 7.8 puntos en la intención del voto en las encuestas de opinión nacional. Según el portal especializado Real Clear Politics, el 50.5% de los encuestados señalaron que votarían por Biden, mientras que el 42.7 lo harían por Trump.

Como es conocido el voto popular no decide el ganador de las elecciones, teniendo en cuenta que es un proceso de sufragio indirecto.

Los candidatos deben ganar cada Estado para sumar electores y obtener al menos 270 votos del colegio electoral de un total de 538. Según Real Clear Politics, Biden tiene asegurado hasta el momento 226 votos electorales, Trump 125 y están en disputa los 187 restantes.

Teniendo en cuenta los millones de dólares en inversión publicitaria en televisión del Partido Demócrata y Republicano, la batalla electoral se concentra en Pensilvania, con 20 votos electorales y la Florida con 29, considerados los estados más competitivos y decisivos en estas elecciones. Varios estudios indican que si el mandatario Donald Trump no triunfa en la Florida perderá la reelección.

El candidato demócrata va liderando también en la Florida, por un promedio de 2 puntos. Según Real Clear Politics el 47.8% de los encuestados señalaron que votarían por Biden, mientras que el 45.8% lo harían por Trump. Es precisamente en ese estado donde reside el 70% de la comunidad cubanoamericana, con más de 1 millón 200 mil personas. De ellos alrededor de 650 mil están registrados para votar, lo que representa el 6% del electorado.

Históricamente los votantes cubanoamericanos han favorecido al Partido Republicano, aunque esa tendencia se ha ido debilitando en los últimos años. Es por ello que ambos partidos se empeñan en asegurar la mayor cantidad de votos de esa comunidad teniendo en cuenta lo reñida de la contienda, y que pudiera decidir en caso de ser muy cerrada la competencia.

En ese contexto se realizó una nueva encuesta de la Universidad Internacional de la Florida sobre la posición de los cubanoamericanos, que se realiza cada dos años desde la década de 1990. Los resultados fueron publicados este viernes y se basan en una encuesta telefónica -entre el 7 de julio y el 17 de agosto de 2020- a 1002 cubanoamericanos que residen en el Condado de Miami-Dade. Los criterios de los entrevistados son muy diversos y ambivalentes, aunque existen mayores porcientos de coincidencia en algunos temas como el manejo del presidente Trump de la economía, la atención médica y la política hacia la Isla. [1]

El estudio muestra que el 59% de los cubanoamericanos entrevistados señaló que votaría por Trump, y solo un 25% lo haría por Biden. El 68% aprueba la imposición de nuevas sanciones para forzar un “cambio de régimen” en Cuba y el 54% respalda el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno estadounidense contra su país de origen.

No obstante, el 66% considera que el bloqueo no ha funcionado o no ha funcionado muy bien, y el 57% apoya suspender las sanciones a Cuba durante la pandemia de la COVID-19. El 58% aprueba la reanudación de la expedición de visas en la embajada estadounidense en La Habana y el 60% el programa de reunificación familiar.

También la investigación muestra que la comunidad respalda algunas de las políticas implementadas por el entonces presidente Barack Obama hacia Cuba. El 74% apoya la venta de medicamentos, el 69% la venta de alimentos, el 65% la reanudación de los viajes en avión a todas las regiones del país y el 58% en mantener las relaciones diplomáticas.

Para Guillermo J. Grenier, director del estudio y jefe del Departamento de Estudios Globales y Socioculturales de la Universidad Internacional de la Florida, la mayor sorpresa en los resultados es el avance del Partido Republicano en la comunidad, principalmente entre los cubanos que llegaron recientemente a Estados Unidos. El 76 % de los encuestados que llegaron entre el 2010 y el 2015 dijeron ser republicanos.

Este es un tema muy complejo de analizar y que llevaría una investigación más profunda. La realidad es que aún es muy difícil pronosticar el voto de los cubanoamericanos este 3 de noviembre. Se debe tener en cuenta que estas elecciones se producen en medio de un escenario de crisis sistémica en Estados Unidos, agravada por el impacto de la pandemia de la COVID-19, que supera los 208 mil fallecidos y los 7 millones 300 mil de personas contagiadas; la recesión económica que ha provocado que 30 millones de personas hayan tenido que solicitar beneficios de desempleo y casi 40 millones estén amenazados de ser expulsados de sus viviendas por los impagos acumulados; y las movilizaciones antirracistas y de abuso policial.

En los últimos siete meses se ha incrementado la polarización política y el actual gobierno ha incentivado la división, el odio y la violencia en la sociedad estadounidense. En ese ambiente la extrema derecha cubanoamericana promueve que el ejecutivo estadounidense escale en la hostilidad contra la Revolución Cubana, empleando como pretexto la supuesta “amenaza comunista”. Lo insólito es que en esta ocasión acusan a los demócratas de abrazar las ideas socialistas, lo que no tiene ninguna sustentación teórica ni práctica.

Forma parte de su estrategia de promover el miedo, el caos y la incertidumbre dentro de la comunidad cubanoamericana. Trump utiliza a la extrema derecha de origen cubano para desacreditar a los demócratas y exacerbar la fobia contra el socialismo. Además, es evidente que existe una mutua conveniencia al emplear a los cubanoamericanos como punta de lanza en la comunidad latina, la cual abrumadoramente rechaza al inquilino de la Casa Blanca.

En las últimas semanas se aprecian acciones desesperadas ante una posible derrota electoral republicana. Fue el panorama que se vivió en el primer debate presidencial, que dejó mucho que desear por la actuación bochornosa de Trump, quien en medio del show mostró serios problemas de personalidad y empleó su principal arma política: la mentira.

Recientemente el diario The Washington Post reconoció que presidentes anteriores han mentido o tergiversado la verdad, pero las distorsiones de Trump son de una escala épica. Hasta julio, según una base de datos mantenida por el Post, Trump había hecho más de 20 mil declaraciones falsas o engañosas en apenas tres años y medio, incluidas más de mil exclusivamente sobre el coronavirus. Las afirmaciones falsas más comunes son que ha sido partícipe del mejor momento de la economía de todos los tiempos, y que aprobó la mayor reducción de impuestos de la historia. [2]

Dentro de esas reiteradas mentiras están las dedicadas a atacar a Cuba e intentar distanciar a la comunidad cubanoamericana de su Patria, sembrando el odio y la desidia. Para esos propósitos destinan millonarias sumas de dinero y emplean todos los métodos a su alcance, entre ellos las redes sociales de internet. Era de esperar que esas posiciones serían atizadas por Trump en el próximo debate presidencial previsto para el 15 de octubre en Miami, pero no será posible porque paradójicamente el mandatario estadounidense dio positivo a la COVID-19 y está ingresado para curarse de la enfermedad.

Hace más de un siglo el más universal de los cubanos José Martí recorrió varias ciudades estadounidenses para contribuir a la divulgación de la labor que se realizaba en la reanudación de la lucha por la independencia de Cuba, sometida como colonia y amenazada por las apetencias del “vecino pujante y ambicioso”. El 26 de noviembre de 1891, pronunció un emotivo discurso en el Liceo Cubano de Tampa y que se conoce por la frase “Con todos y para el bien de todos”. Por su vigencia comparto solo un fragmento que invita a la reflexión a todo cubano digno: “¡Basta de meras palabras! De las entrañas desgarradas levantemos un amor inextinguible por la Patria sin la que ningún hombre vive feliz, ni el bueno ni el malo”. [3]

Fuentes:

[1] Guillermo J. Grenier and Qing Lai: 2020 FIU Cuba Poll: How Cuban Americans in Miami View U.S. Policies Toward Cuba, Florida International University.

[2]  The Washington Post: El desprecio de Trump por la verdad deja un legado tóxico en todo el mundo, 1º de octubre de 2020.

[3]  José Martí: Obras Completas, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana 1975, t. IV, p.279.

Tomado de Cubadebate / Foto de portada: Getty Images

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: