Euskal Herria: Asociaciones de emigrantes cuban@s y grupos internacionalistas denuncian en Bilbao el criminal bloqueo contra Cuba

Por Marcel Pena

Las asociaciones Sierra Maestra, Desembarco del Granma, Acesma y Euskadi-Cuba han denunciado en Bilbo el bloqueo que vive el país caribeño desde hace 60 años, a pesar de que Estados Unidos, Israel y Brasil son los únicos países del mundo favorables a continuar con la situación de ahogo a la economía cubana.

Decenas de personas se han reunido este sábado en la Plaza Arriaga de Bilbo con motivo de la fecha fundacional de la Independencia de Cuba para exigir el fin de la situación de bloqueo económico, financiero y comercial que sufre el país caribeño desde hace más de 60 años. Más de 50 sindicatos, partidos políticos y asociaciones, entre los que están ELA, LAB, CCOO, UGT, EH Bildu, Ahal Dugu-Podemos o Ernai, han mostrado su apoyo a la concentración.

En este acto, las asociaciones convocantes Sierra Maestra, Desembarco del Granma, Acesma y Euskadi-Cuba han denunciado en su manifiesto que «este bloqueo ha provocado enormes dosis de dolor y sufrimiento a cubanas y cubanos, con el objetivo expreso de causar desesperación y llegar a derrocar el orden constitucional de la isla».

A pesar del ahogo económico que provoca el bloqueo, han destacado que Cuba sigue ofreciendo «solidaridad a todo el mundo», ya que «solo en esta pandemia, ha enviado 3.700 cooperantes de la salud, el 61% mujeres, a 38 países –varios de Europa–, salvando más de 12.000 vidas».

En relación a las consecuencias del embargo en la economía cubana, Gina Milagros Acea Alfonso, miembro de la asociación Sierra Maestra en Bilbo, ha destacado que «con pocos recursos hemos conseguido sostener un sistema económico que garantice los derechos fundamentales del pueblo cubano».

Por su parte, Raquel Cadet Álvarez, socia de la asociación Desembarco del Granma y de Euskadi-Cuba, ha remarcado «el sentido de solidaridad del pueblo cubano» y ha puesto de ejemplo los proyectos internacionalistas de Cuba en países de África y Sudamérica, como la lucha contra el ébola hace unos años. Aún así, Cadet ha criticado que los grandes medios esconden esos logros, incluidos los datos de la covid-19 en el país, «porque no interesa que salga nada positivo de Cuba».

El 98% de los países, contra el bloqueo

Además, han recordado que «desde hace más de 25 años, es aprobada una resolución de condena del bloqueo por parte del 98% de los países miembros» de la ONU, siendo Estados Unidos, Israel y Brasil los únicos estados que votaron en contra en la última Asamblea General.

En este sentido también han apuntado que el actual gobierno de los Estados Unidos «cada día emite nuevas muestras de desprecio a la Comunidad Internacional abandonando organismos como la OMS, rompiendo acuerdos de control armamentístico e iniciando guerras comerciales».

Cadet Álvarez ha añadido que el bloqueo, «impulsado y financiado por Estados Unidos», también ha significado «el estrangulamiento a la dignidad y al derecho justo de un pueblo para determinar qué sistema social escoger».

Por todo ello, las asociaciones convocantes han pedido a la gente de Euskal Herria, «pueblo noble y generoso que sabe de emancipación y de derechos humanos», que se sume a la lucha contra el bloqueo económico, «una causa extremandamente justa».

Texto leído al finalizar la concentración

Mensaje a la sociedad vasca de las asociaciones de cubanos y cubanas residentes en Euskal Herria Sierra Maestra, Desembarco del Granma y ACESMA, y de la asociación Euskadi-Cuba

Cuba, país soberano e independiente, con una Revolución forjada con el sacrificio de sus hijos e hijas y apoyada por la inmensa mayoría del pueblo, es víctima, desde hace 60 años, del más cruel bloqueo económico, financiero y comercial de la historia contemporánea, que pretende rendir por hambre y penurias de todo tipo, bajo presiones políticas y de toda índole, a todo un pueblo que, sencillamente, intenta ejercer su libre autodeterminación.

El gobierno de los Estados Unidos de América aplica su política imperial a quienes no se someten a sus dictados e imposiciones, a quienes no aceptan su proyecto global de dominación. Y es Cuba el país al que, con más saña, le ha sido aplicada esta política y durante más tiempo.

Este bloqueo ha causado enormes dosis de penurias, dolor y sufrimiento a cubanas y cubanos, con el objetivo expreso de causar desesperación, quebrar voluntades y llegar, finalmente, a derrotar el orden institucional y constitucional de Cuba, trazado por el pueblo de la Isla en pleno ejercicio de sus derechos.

El pueblo cubano lucha por un mundo mejor y más justo. Y pelea por su derecho al desarrollo, cercenado por un bloqueo que es considerado la política hostil contra un país más larga de la historia contemporánea. Política que, año tras año, es condenada por la Comunidad Internacional en la Asamblea General de Naciones Unidas. Desde hace más de 25 años es aprobada una resolución de condena del bloqueo, por parte de 98 % de los países miembros. En la última votación, solo se opusieron EEUU, Israel y Brasil.

El bloqueo es una violación sistemática, masiva y flagrante de los derechos humanos de todo un pueblo. Y un crimen de lesa humanidad.

Es el causante número uno del estrangulamiento de nuestra economía, de infinitas carencias materiales, y el obstáculo fundamental para el desarrollo que podría alcanzar nuestro país, gracias al inmenso potencial científico, educativo y de valores que poseemos.

Hoy, con la actual administración neofascista que ocupa la Casa Blanca, el bloqueo se recrudece más que nunca, habiendo aprobado, en dos años, casi 90 nuevas sanciones para atemorizar la inversión extranjera, cortar los flujos financieros y de combustible, la llegada de turistas y cercenar cualquier entrada de ingresos a nuestro país.

Mencionar, por ejemplo, la aplicación íntegra de la llamada Ley Helms-Bulton, redactada –recordemos- en las oficinas de la empresa Ron Bacardí, cuyo capítulo 3 internacionaliza de manera completa el bloqueo y trata de atemorizar, a través del chantaje, cualquier inversión de capital en nuestro país.

El actual gobierno de EEUU da, cada día, nuevas muestras de desprecio a la Comunidad Internacional, abandonando organismos como la Organización Mundial de la Salud y la UNESCO, rompiendo acuerdos de control armamentístico o iniciando guerras comerciales. Mientras, nuestro pequeño y pobre país, ofrece Solidaridad al mundo: solo en esta pandemia, ha enviado 3.700 cooperantes de la salud, el 61 % mujeres, a 38 países –varios de Europa-, salvando más de 12 mil vidas.

Las Asociaciones de cubanos y cubanas residentes en Euskal Herria (Sierra Maestra, Desembarco del Granma y ACESMA), y la asociación de amistad Euskadi-Cuba, agradecemos la presencia de todos Vds. en este acto simbólico de condena a la política criminal de EEUU contra nuestro país.

Cuba solo pide la Paz, respeto a su soberanía, derecho a la vida, a la prosperidad y a tener relaciones normales, de fraternidad y de todo orden con los pueblos del mundo, incluido el pueblo de Estados Unidos.

Sabemos de la hidalguía, la grandeza y los principios solidarios del País Vasco, de este pueblo noble y generoso que sabe de justicia, de identidad, de emancipación y de derechos. Hermanas y hermanos de esta tierra vasca que nos ha acogido, súmense a esta causa, que es de elemental justicia.

¡Viva Cuba libre!

¡Gora Euskal Herria!

¡Viva la solidaridad entre los pueblos!

¡Abajo el bloqueo!

Muchas gracias! Eskerrik asko!

Tomado de Resumen Latinoamericano

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: