Extremistas recurren a violencia en Bolivia tras encuesta

Por Jorge Petinaud Martínez

A tres semanas de los comicios del 18 de octubre, la violencia es hoy la opción preferida de sectores extremistas en Bolivia tras la publicación de una encuesta que confiere ventaja presidenciable al Movimiento al Socialismo (MAS).

“Luis Arce se impone en las preferencias electorales con el 44,4% de los votos válidos, seguido de Carlos Mesa que obtiene 34,0%. En tercer lugar se ubica Fernando Camacho, con 15,2%”, revela el sondeo, fechado 2 de octubre, del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag).

Estos indicadores llevarían a la jefatura de Estado al exministro de Economía del depuesto gobierno de Evo Morales, pues según la ley ese derecho corresponde al candidato que obtenga la mitad más una de las boletas ó 40 puntos porcentuales y 10 de ventaja respecto al segundo lugar.

Coordinado por Gisela Brito desde el área de Opinión Pública de Celag, el estudio se llevó a cabo entre el 19 y el 29 de septiembre del año en curso en 41 localidades de los nueve departamentos del país e incluyó una representación de áreas rurales y urbanas en la misma proporción que en la población total.

Al referirse a este universo y la metodología aplicada, los encuestadores aclararon que el margen de error máximo es de más o menos 2,4 unidades sobre 100, con un intervalo de confianza del 95 por ciento.

La investigación indica que frente a una eventual segunda vuelta entre Arce y el aspirante de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, el escenario que se observa hoy es el de un empate técnico, con un 13,1 por ciento de la población que aún no se define por uno u otro.

Sin embargo, según Celag, cuatro de cada 10 bolivianos cree que Arce será el ganador de las justas, y a Mesa solo le favorecen las tres décimas partes.

El Centro informa que el 75 por ciento de la población percibe la situación de crisis económica generada después del golpe de noviembre de 2019 como extrema y que hay una mayoría en Bolivia que pasa hambre.

Igualmente,  más de la mitad de la ciudadanía considera que el principal problema que deberá resolver el próximo mandatario es la economía/empleo, por encima de la cuestión sanitaria, ubicada en segundo lugar con 20,5 unidades porcentuales.

Esta visión favorece al experto en esta materia y exministro del sector durante el gobierno de Morales, que de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina habría logrado un crecimiento de cuatro por ciento del producto interno bruto en 2019, mayor de Suramérica por sexto año consecutivo.

Con este trasfondo poco alentador para los partidarios del neoliberalismo en Bolivia, Arce advirtió que con el ataque a un local de campaña electoral del MAS escala hoy la ola de violencia desatada por grupos extremistas, que amenazan a los comicios del 18 de octubre.

“Denunciamos a la opinión pública que grupos organizados y financiados por partidos radicales de derecha destrozaron y quemaron una casa de campaña del MAS IPSP en el #Plan3000. Exigimos sanciones y respeto a nuestro derecho de hacer campaña pacíficamente ¡Basta de intolerancia!”, escribió en Twitter el aspirante presidencial.

Recientemente la Red de Comunicación Popular (Redcom) develó una lista con nombres de militares bolivianos en servicio activo y pasivo adictos al gobierno golpista de Jeanine Añez, quienes estarían detrás de la organización de situaciones de extrema violencia para impedir los comicios.

El objetivo fundamental de estas provocaciones es lograr el montaje de “falsos positivos” en los que los ministerios de Gobierno y Defensa trabajan desde hace muchos meses.

La meta última, siempre y cuando gane el MAS, es un nuevo Golpe en Bolivia, concluyó Redcom.

Foto/Kai Pfaffenbach/Reuters 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: