Huracán Delta se aleja de Cuba

El huracán Delta  deja de ser un peligro para Cuba y resulta una amenaza para México, por cuya Península de Yucatán tocará tierra para luego poner proa al Golfo de México e impactar en las costas de Luisiana, Estados Unidos.

Durante la mañana de hoy se ubicaba a 45 kilómetros al este nordeste de Cozumel, México y a 55 kilómetros al sur de Islas Mujeres en Yucatán. Mientras tanto, los nublados y las precipitaciones que acompañan meteoro influyen sobre la región occidental de Cuba, incluyendo la Isla de la Juventud, con lluvias, chubascos y algunas tormentas eléctricas.

Tales fenómenos meteorológicos pueden ser fuertes en algunas localidades, principalmente en la Isla de la Juventud, Pinar del Río y Artemisa, asociados al paso de las bandas externas de este organismo, según alertó el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología.

En el litoral sur de la región occidental se mantendrán las fuertes marejadas, con inundaciones costeras ligeras en el archipiélago de los Canarreos y la Isla de la Juventud, que se extenderán gradualmente a la costa sur de Pinar del Río y Artemisa. Mientras tanto, varios miles de personas permanecen evacuadas en la isla de la Juventud y en Pinar del Río, la más occidental de las provincias cubanas.

Ello resulta una práctica habitual en la isla caribeña, con vasta experiencia en el enfrentamiento a huracanes y tormentas tropicales que son de interés de otras naciones caribeñas.

Solo en Pinar del Río suman 22 mil 557 los evacuados ante posibles afectaciones del ciclón. La gran mayoría de ellos, 22 mil 069, se encuentran resguardados en casas de familiares y amigos, como muestra de la solidaridad que caracteriza a los cubanos, sobre todo en condiciones extremas como las provocadas por los huracanes. El resto se encuentran en centros de evacuación concebidos para la contingencia, de los cuales 24 son instituciones educacionales.

Las inundaciones costeras que pudieran ocurrir, así como las penetraciones del mar y vientos de tormenta tropical conllevaron a trasladar a la población hacia sitios seguros.

Al 95 por ciento de su capacidad marcha el llenado de los embalses de Pinar del Río y 16 vierten, de ahí la vigilancia constante a los asentamientos ubicados aguas abajo.

Ahora en fase de alarma ciclónica, varias varis fueron las medidas adoptadas para mitigar los daños de Delta. Entre ellas, la protección de las 30 mil 200 toneladas de tabaco existentes en el territorio mayor productor de la hoja en Cuba, el traslado a zonas altas de 12 mil cabezas de ganado y la salvaguarda de los alimentos ubicados en almacenes.

OOL/ RL/ Foto de portada: AP.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: