Mirar al sur: En Bolivia hoy amenaza el fraude y el golpe

Por Ángel Guerra Cabrera

Orietta Hernández Bermúdez, en extenso y documentado artículo, expresa en Cubadebate su preocupación por el peligro de un fraude electoral en las elecciones de hoy en Bolivia, o de un golpe de Estado que impida la victoria del Movimiento al Socialismo (MAS), con todas las encuestas a su favor. Argumenta que los movimientos sociales han renovado su capacidad de movilización con acciones como la instalación en agosto de 150 bloqueos para exigir la celebración de elecciones, y anuncian que defenderán hoy el voto resueltamente.

A diferencia de 2019, numerosas organizaciones internacionales han manifestado su preocupación ante la posibilidad de un desenlace violento.

Pregunta: ¿Estarán dispuestas las fuerzas armadas y la policía a masacrar al pueblo? ¿Se arriesgaría la derecha boliviana, asesorada por Estados Unidos, a instaurar abiertamente una dictadura militar? Añade que son elevadas las probabilidades de un fraude o un golpe de estado para arrebatar la victoria al MAS. Enumera indicios, coincidentes algunos con los observados en la elección de 2019:

Se hizo pública una lista de acciones coordinadas para sumir al país en una situación de caos y violencia y forzar la postergación de los comicios. Todo indica que puede repetirse el accionar de los grupos paramilitares que quemaron instituciones, agredieron a las mujeres de pollera y desconocieron los resultados de las elecciones.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, ha dicho públicamente que no le entregará el país al MAS. Los medios y redes sociales mantienen su alineación con la derecha y alimentan la narrativa de la segunda vuelta, mostrando resultados que minimizan la intención de voto a favor del MAS. Existen oscuros vínculos de Salvador Romero, presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) con la estadunidense USAID.

Con el nuevo sistema SDRE, lo que se conocerá es el cómputo general del centro de votación, no de las actas, y no se dispondrá de la foto de éstas.

La OEA, cuyo cuestionable informe sobre el proceso eleccionario de 2019 concluyó que hubo fraude, regresa como observadora y con el mismo equipo (www.cubadebate.cu). Ojalá no se confirmen los temores de la autora.

Tomado de La Jornada/ Foto de portada: ABC.es

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: