Movimiento de Países No Alineados condena la aplicación de medidas coercitivas unilaterales

Los Ministros de Relaciones Exteriores del Movimiento de Países no Alineados (MNOAL) aprobaron hoy una Declaración Política en la que condenan de manera contundente la promulgación y aplicación de medidas coercitivas unilaterales contra sus Estados Miembros.

Reunidos de forma virtual, debido a la pandemia de COVID-19, los cancilleres suscribieron el documento, en el cual se afirma que estas sanciones violan la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional.

La declaración sostiene que “los bienes esenciales, como alimentos y medicamentos, no deben utilizarse como herramientas de coerción política”, y ratifica la adherencia del Movimiento al principio de respeto a la integridad territorial, soberanía, igualdad soberana, independencia política e inviolabilidad de las fronteras internacionales de los Estados.

El texto significa igualmente el cumplimiento del principio de no intervención en los asuntos internos de otros países, así como el deber de los Estados de “abstenerse en sus relaciones internacionales de la amenaza o el uso de la fuerza”.

Sobre la emergencia sanitaria generada por la COVID-19 y los graves trastornos provocados por esta en las sociedades, las economías, el empleo, el comercio mundial, las cadenas de suministro y los viajes, y el sistema agrícola, industrial y comercial, el MNOAL expresó una profunda preocupación reflejada en el documento.

Señala que la pandemia ha tenido un “impacto devastador en el desarrollo sostenible y las necesidades humanitarias”, incluso en la erradicación de la pobreza y el hambre, la seguridad alimentaria y la nutrición, la educación y la gestión ambientalmente racional de los desechos, entre otros aspectos relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En este sentido, destaca que la situación es especialmente difícil para los pobres y las personas en situaciones vulnerables, así como para los países en desarrollo.

En ese escenario, la declaración subraya que el acceso a medicamentos, vacunas y equipo médico debe ser equitativo para todos los países, sin trabas y de manera asequible, los cual debe ser parte integral de una respuesta mundial coordinada y eficaz ala COVID-19.

El Movimiento reiteró su apoyo a los valores del multilateralismo y de la cooperación internacional, y se reafirmaron la visión, los principios y objetivos de los No Alineados, articulados en Bandung (1955) y Belgrado (1961), y guiados por la Declaración sobre los “Propósitos y Principios y el papel del MNOAL en la presente coyuntura internacional”, adoptada en la XIV Cumbre del Movimiento en La Habana en septiembre de 2006.

En esta jornada el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, durante su intervención hizo un llamado a mantener la unidad de los países no alineados, pues su preservación debe ser una máxima impostergable frente al actual contexto global, consideró.

El jefe de la diplomacia de la isla añadió que las naciones integradas al Mnoal constituyen la mayor parte de la membresía de la Organización de las Naciones Unidas, por lo que, “si permanecemos unidos, nuestra voz no podrá ser ignorada”.

Rodríguez reconoció el papel del Movimiento, bajo la conducción de Azerbaiyán, en el enfrentamiento a la COVID-19, donde se ha refrendado el papel de la Organización Mundial de la Salud y la importancia de la solidaridad y la colaboración internacional.

A ello agregó el orgullo de su país por “haber contribuido modestamente a dichos esfuerzos, a pesar de las restricciones impuestas por el bloqueo económico, comercial y financiero del Gobierno de Estados Unidos y de su cínica y brutal campaña contra la cooperación médica cubana”.

KMG/ RL/ Foto de portada: Miguel Gutierrez/ EFE.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: