Nominan desde Chile a colaboradores médicos cubanos para el Nobel de la Paz

El Instituto Noruego del Premio Nobel aceptó la inscripción desde Chile a la nominación del Contingente Médico Henry Reeve, de Cuba, para ese preciado galardón con vistas al próximo año.

La propuesta fue presentada a esa entidad del país nórdico por el destacado académico chileno Haroldo Quinteros, Profesor Emérito en Ciencias Sociales, en representación de la Coordinadora de Solidaridad con Cuba y del Colectivo Celia Sánchez, de la ciudad de Iquique, organizaciones integrantes del Movimiento Chileno de Solidaridad con Cuba.

Según informó  Quinteros a Prensa Latina, este 8 de octubre recibió la aceptación de la carta enviada acorde con el reglamento de la academia para presentar las candidaturas, en la que se fundamentan los motivos con vistas a nominar al contingente de galenos de la isla caribeña.

La nominación de ese colectivo de especialistas de la salud es promovida por cientos de personalidades y organizaciones de todo el mundo en una campaña a la que se sumaron también desde Chile más de cuatro mil firmas de adhesión.

Entre estas figuran personalidades y organizaciones sociales, políticas, sindicales estudiantiles, de profesionales, intelectuales y artistas.

El profesor Quinteros señaló que esta postulación es un reconocimiento desde la tierra de Salvador Allende y Pablo Neruda del accionar de Cuba y sus expresiones de solidaridad internacional en tiempos de la pandemia de Covid-19.

Bajo el lema «Médicos y no bombas, por la vida y por la paz» se lanzó en Chile en agosto pasado la campaña a favor del Premio Nobel, promovida por el Movimiento de Solidaridad con Cuba, formado por más de una veintena de comités y agrupaciones regionales y locales.

La nominación reconoce que más de 400 mil colaboradores de la salud han cumplido misiones en 164 países, atendiendo, operando y salvando la vida a miles de personas, víctimas de epidemias, y desastres naturales.

Bajo ese espíritu el entonces presidente Fidel Castro formó el Contingente Henry Reeve en septiembre de 2005. Desde entonces sus brigadas se han desplegado por el mundo en misiones de salud, que se multiplicaron desde la aparición de la pandemia de la Covid-19.

Una de sus brigadas instaló y atendió dos hospitales de campaña en las ciudades chilenas de Rancagua y Chillán en ocasión del fuerte terremoto que asoló al país sudamericano en 2010. Cuatro años después médicos y personal de enfermería de la mayor de las Antillas regresaron a Chile, para atender a damnificados por intensos aluviones ocurridos en la región de Atacama.

OOL/ RL/ Foto de portada:  Ernesto Mastrascusa/ Archivo EFE.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: