Octubre y las agresiones contra Cuba (I)

Por José Luis Méndez Méndez.

Las agresiones terroristas, ejecutadas por organizaciones extremistas de origen cubano radicados en Estados Unidos, constituyen un caso de terrorismo doméstico en ese país; han sido, durante seis décadas, una amenaza real y tangible para los ciudadanos e intereses de ambos países.

Estados Unidos, después de Cuba, ha sido el país más afectado por esas acciones, hasta el presente se registran múltiples hechos de terror cometidos por esas organizaciones dentro del territorio norteamericano, los que han lesionado entidades gubernamentales y privadas estadounidenses y de otras naciones.

Empresas privadas, partidos políticos, centros culturales, universidades, organismos internacionales, líneas aéreas, buques mercantes, representaciones diplomáticas y consulares han sido objeto de esos ataques letales.

Desde el año 1959, sucesivas administraciones, que han ocupado la Casa Blanca han concebido, autorizado y permitido el terrorismo empleado como instrumento de la política estadounidense contra Cuba, para ello ordenaron a sus agencias especializadas crear, organizar, entrenar, armar y dirigir a esos grupos para intentar por la fuerza derrocar al sistema político cubano.

Cientos de emigrados fueron captados como mercenarios para participar en las agresiones con el empleo de diversos medios y métodos. Por mar, aire y por tierra desde la ilegal base naval estadounidense en Guantánamo, se gestaron y ejecutaron miles de ataques para debilitar la economía nacional, imponer el bloqueo genocida, sembrar el pavor entre la población y desestabilizar el desarrollo de las conquistas sociales.

Octubre, en particular, se destaca por ser un mes en el cual durante sesenta años se han ejecutado una significativa cantidad de agresiones, aunque como se sustenta en cada día, en todas las semanas, meses y años de estas seis décadas se ha urdido un ataque; se ha conspirado para asesinar a alguno de los dirigentes cubanos; se han colocado bombas contra sus representaciones diplomáticas y personal; se han amenazado entidades de países con relaciones con Cuba, por solo evocar algunos tipos de agresiones del universo de las confabulaciones conocidas.

Este resumen describe algunos de los hechos más relevantes ejecutados por terroristas de origen cubano en el mes octubre tanto dentro del territorio de Estados Unidos, en otros países, como contra el territorio nacional cubano.

En el primer año de la Revolución, cuando aún existían relaciones plenas con Estados Unidos, no se había declarado el carácter socialista de esta, ni se habían afectado intereses estadounidenses, el simple hecho de comenzar a construir un camino diferente al capitalismo, hizo que los crímenes comenzaran.

Uno de los objetivos era debilitar a la subdesarrollada economía cubana, emprender contra sus principales rubros exportables, para hacer inviable los cambios proyectados. Así el primero de octubre de 1959 una avioneta lanza bombas incendiarias sobre el central Punta Alegre —actualmente “Máximo Gómez”, en el municipio Chambas, Ciego de Ávila, causando graves daños en la casa de máquinas.

El día nueve, un avión bimotor de color gris acero, procedente de Estados Unidos, deja caer cinco paracaídas con pertrechos bélicos en la zona de Aguacatales, cerca de las minas de cobre de Matahambre, Pinar del Río, se ocuparon los pertrechos, intentaban armar a grupos que se habían instalado en las zonas montañosas.

Al día siguiente otra aeronave ataca a la ciudad de Esmeralda, en la citada provincia de Camagüey, mientras el once aviones bombardean la ciudad de Mariel, La Habana; además lanzan bombas contra el central Niágara —hoy “Manuel Sanguily”—, Pinar del Río y nuevamente dejan caer dos bombas sobre el mencionado central Punta Alegre, Ciego de Ávila.

Al día siguiente una avioneta sobrevuela el poblado del Gabriel entre Güira de Melena y Quivicán, La Habana. La agresión se incrementa y el catorce una aeronave ataca la ciudad de Guanajay, en la misma provincia. Una semana después un barco artillado dispara sobre instalaciones de Cayo Coco, Camagüey, el mismo día es atacado por tercera vez el central Punta Alegre, Ciego de Ávila.

El 21, ocurre el bombardeo aéreo sobre la ciudad de La Habana, en las zonas más densamente pobladas del Vedado en el centro de la urbe. Este acto de terror lo realizan los terroristas Pedro Luis Díaz Lanz y Frank Sturgis, agentes de la CIA, quienes a bordo de un avión modelo B-25 “Mitchell”, causan pavor, muertos y heridos. Posteriormente se conoció que el avión tenía matrícula N9876C y estaba asentado en el aeropuerto de Pompano Beach, a treinta y cinco millas de Miami, Florida, Estados Unidos.

Resultaron muertos Joaquín Fernández Fernández y Reinerio González García y heridas 45 personas durante el ataque, lanzaron, además, octavillas con texto subversivo. El 22 se produjo el sepelio con gran acompañamiento del enardecido pueblo capitalino.

Una de las bombas lanzadas por el avión cayó en la esquina de las concurridas calles de Monte y Rastro, donde hirió mortalmente al aludido trabajador ferretero Reinerio González García.

Los menores Miguel Payret Gutiérrez de 14 años; Reemberto Cordero Hernández de 12; Guadalupe Isidrón Proenza de 9 y Herminia Fernández Drake de 8, resultan heridos. La agresión causó indignación en la población que la repudió por medio de una concurrida manifestación popular y fue denunciada enérgicamente por las autoridades cubanas

La acometida agresiva se extiende hacia el este de la capital sobre el poblado costero de Guanabo, mientras a la vez, aviones bombardean al central Violeta —en la actualidad Primero de Enero—, en Camagüey, provincia con desarrollo cañero.

Una vez más, el día 22 por cuarta vez en el mes, un avión bombardea el referido central Punta Alegre, Ciego de Ávila, esta vez el ataque es más intenso y directo contra el central, se daña el techo del taller de carros del central, muere el miliciano Andrés Suárez Brito y es herido el trabajador Ángel López.

Las incipientes fuerzas del Ejército Rebelde, repelen las agresiones en defensa de la integridad del territorio nacional con los medios disponibles y gran efectividad. Al propio tiempo, es derribada una nave, tripulada por Evelio Pedraza Chávez, sobrino del ex general batistiano Eleuterio Pedraza Cabrera, fue capturada por un grupo de combatientes del Escuadrón No. 35 del Ejército Rebelde, cerca de un cañaveral ubicado en la periferia de Sagua la Grande, Las Villas, cuando se disponía a atacar a esa ciudad.

En ese mes ya los ataques se han generalizado en todo el país. Una avioneta sobrevuela el central América —en el presente América Libre— en el extremo oriental, es rechazada la incursión por el Ejército y el agresor se retira con rumbo norte.

El fomento del bandidismo es uno de los métodos subversivos utilizados para desestabilizar a la nación cubana. El 23 de octubre una avioneta lanza 10 fusiles M-1 en la zona montañosa de Manicaragua, Las Villas.

Al día siguiente una avioneta sobrevuela los barrios periféricos de la capital de Cotorro y Marianao, lanza propaganda subversiva incitando a la violencia.

Desde fecha tan temprana, el secuestro fue un método empleado por los grupos marítimos creados en Estados Unidos, así el 24, son secuestrados siete barcos pesqueros, mientras realizaban su labor en Bahamas. Sus tripulantes son llevados a Estados Unidos y devueltos días después ante las exigencias de las autoridades cubanas.

No solo objetivos económicos son atacados, también la población indefensa es víctima de los ataques. El 25, un avión bimotor, pintado de gris y procedente de la Florida, ametralló el tren de pasajeros que hacía el recorrido entre las ciudades de Caibarién Yaguajay, en el lugar conocido por Guani, y posteriormente bombardea la mencionada ciudad de Yaguajay, Las Villas.

Entre el 26 y 28 de octubre, los ataques aumentan, se ha neutralizado una intentona sediciosa de militares en Camagüey y los agresores la apoyan incrementando las incursiones aéreas. El 26 un avión bombardea una casa en la ciudad de Mariel al oeste de la capital y también estalla una bomba que cae en una casa de la ciudad de Guanajay, La Habana. Por el este de la urbe capitalina, un avión hostiga el poblado de Campo Florido y el 28 una aeronave ataca, una vez más, a la ciudad de Mariel, La Habana.

Ese día una noticia trágica consternó a todo el país, había desaparecido en el mar el Comandante Camilo Cienfuegos, el Héroe de Yaguajay, el del inolvidable sombrero alón y la sonrisa eterna. Nuevas agresiones seguirían en otros años en los meses de octubre, la confrontación apenas comenzaba.

RL/ Foto de portada: Archivo Granma.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Un comentario en «Octubre y las agresiones contra Cuba (I)»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: