ONU: Inseguridad colombiana entorpece proceso de paz

El jefe de la misión de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, expresó hoy en videoconferencia del Consejo de Seguridad, que la constante inseguridad que demuestra la nación es una de las principales vulnerabilidades para el proceso de paz.

El funcionario reparó en los grandes retos que debe enfrentar el proceso en medio de la pandemia del nuevo coronavirus, entre los que destacó que un número considerable de excombatientes y sus familias padecen los impactos socio-económicos de la pandemia, y son más aún los retos a los cuales deben hacer frente esos exguerrilleros que viven fuera de las antiguas áreas territoriales de capacitación y reintegración.

Durante su intervención Ruiz Massieu denunció los actos de violencia, agresiones, maltratos y homicidios que se viven en las regiones afectadas por el conflicto y demandó la cooperación de todos los actores locales, incluidos el Gobierno y la sociedad civil, publica Prensa Latina.

Al respecto indicó que “los civiles inocentes no pueden continuar siendo víctimas de los asesinatos y los crímenes. Encontrar formas de detener la violencia es fundamental para cumplir las promesas del Acuerdo de Paz, firmado en 2016.”

El alto representante de la ONU señaló que es necesario reducir la violencia existente en Colombia, que debe cesar mayormente en las áreas afectadas por el conflicto prolongado y que urge la protección de los excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).

Exhortó además incorporar la implementación del Acuerdo de Paz como parte esencial de los planes de recuperación de la pandemia de Covid-19 e insistió en redoblar voluntades para construir la paz y los esfuerzos de reconstrucción ante la pandemia.

El funcionario señaló que a través de los años y la agudización de los conflictos, también se han arreciado los desafíos que enfrenta la población rural, acrecentados además por los efectos negativos de la pandemia.

Desde la firma del Acuerdo de Paz, la misión de la ONU en Colombia ha confirmado un total de 297 ataques contra exmiembros de las FARC-EP, 224 asesinatos, 20 desaparecidos y 53 intentos de homicidio, indica PL.

Solo en este 2020, han perdido la vida 50 excombatientes, de ellos 19 de junio a septiembre, según registran estadísticas del organismo multilateral.

El establecimiento de la paz en el país ha sido anhelado históricamente por millones de colombianos. La hecatombe debe cesar. Cumplir con los acuerdos de paz será una forma de proteger y entender a las personas más vulnerables.

DGP/ RL/ Foto de portada: Mauricio Dueñas Castañeda /EFE.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: