ONU: “La corrupción no es solo un crimen, sino que es la traición definitiva a la confianza pública”

La corrupción está demostrando ser aún más dañina en su impacto sobre las personas vulnerables en un contexto mundial mediado por la pandemia de la COVID-19, expresó el Secretario General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, en un comunicado emitido este jueves.

Para Guterres, la corrupción no es solo un crimen, sino que es la “traición definitiva” a la confianza pública, y puede “socavar seriamente la buena gobernanza a nivel mundial y desviar aún más al mundo en sus esfuerzos por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

De acuerdo con el funcionario, la respuesta al virus está creando nuevas oportunidades para explotar la supervisión débil y la transparencia inadecuada, desviando fondos de las personas en su momento de mayor necesidad.

Por otra parte, señaló que este flagelo social conlleva riesgos directos para la salud, pues los comerciantes sin escrúpulos venden productos defectuosos como: ventiladores respiratorios, pruebas mal fabricadas o medicamentos falsificados.

En este sentido, agregó que la colusión entre quienes controlan las cadenas de suministro ha llevado a alzas de precios hasta cifras escandalosas, sesgando el mercado y negando a muchas personas un tratamiento que les salve la vida.

Guterres exhortó a los Gobiernos a tener cuidado y a no actuar apresuradamente, asegurándose de examinar a los proveedores, con el propósito de garantizar precios justos para los productos esenciales.

“Debemos trabajar juntos para detener tal robo y explotación reprimiendo los flujos financieros ilícitos y los paraísos fiscales; abordar los intereses creados que se benefician del secreto y la corrupción; y ejercer la máxima vigilancia sobre cómo se gastan los recursos a nivel nacional ”, enfatizó

De ahí que ocupe un lugar aún más importante el fortalecimiento de los sistemas para la rendición de cuentas, la transparencia y la integridad sin demora.

Con ese propósito, el Secretario General también instó a las naciones a utilizar  la  Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, una herramienta vital, adoptada por la Asamblea General en 2003, que entró en vigor en diciembre de 2005 y actualmente cuenta con 187 Estados Partes.

Según Guterres, este es el único instrumento universal contra la corrupción jurídicamente vinculante, y su enfoque de largo alcance y el carácter obligatorio de muchas de sus disposiciones lo convierten en una herramienta única para desarrollar una respuesta integral a la corrupción. 

PGS/ RL/ Foto de portada: Jeenah Moon / Bloomberg.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: