ONU pide liberación para prisionero palestino en huelga de hambre

Por Dailenis Guerra Pérez/RL

La Organización de Naciones Unidas (ONU) pidió este martes al régimen israelí que decrete la libertad inmediata del prisionero palestino Maher Al-Akhras, quien lleva más de 90 días en huelga de hambre indefinida en el Centro Médico Kaplan en la ciudad de Bilu.

El relator especial de la ONU para la situación de derechos humanos en Palestina, Michael Lynk, quien realizó el pedido, indicó además que Al-Akhras padece de fallas orgánicas lo que podría ocasionar agravamiento en su estado de salud. Al respecto expresó: “El señor Al-Akhras se encuentra ahora en una condición muy frágil, después de haber estado sin comida durante 89 días”.

El relator detalló que la detención administrativa de ciudadanos palestinos en Cisjordania ocupada representa una violación al artículo 76 del Cuarto Convenio de Ginebra, indica Telesur.

Las fuerzas de seguridad israelíes que arrestaron y detuvieron al Sr. Al-Akhras no han proporcionado ninguna prueba persuasiva en una audiencia abierta para justificar sus acusaciones de que es una verdadera amenaza para la seguridad” condenaba Lynk.

Cuando el estado democrático arresta y detiene a alguien, se requiere acusar a la persona, presentar sus pruebas en un juicio público, permitir una defensa completa y tratar de persuadir a un poder judicial imparcial de sus acusaciones más allá de toda duda razonable” refirió Lynk.

El preso palestino de 49 años, padre de seis hijos, fue arrestado el 27 de julio en la ciudad de Selit El Dahir en Cisjordania ocupada, y el 7 de agosto las autoridades de Israel emitieron una orden de detención administrativa sin cargos con prórroga hasta el 26 de noviembre. Esto lo ha llevado a iniciar una huelga de hambre en un intento por buscar justicia.

El pasado jueves, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) advirtió que el recluso estaba entrando en una “fase crítica” desde el punto de vista médico.

Los especialistas ya han advertido sobre daños en varios órganos del cuerpo del prisionero palestino, como los riñones, el hígado y el corazón, y agregaron que los sentidos del oído y el habla del interno también se han visto afectados.

A pesar de que no existe ningún delito por el que el régimen de Tel Aviv retenga a Akhras, las autoridades israelíes se niegan a ponerlo en libertad, a pesar de que su salud se deteriora cada vez más a diario y hasta ahora han ignorado los llamamientos para liberar al prisionero palestino.

Foto de portada: Federación Palestina

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: