Trump se ensaña contra los viajes a Cuba, denuncia canciller

En su afán de recrudecer el bloqueo a Cuba y restringir los contactos entre ambos países el gobierno de Donald Trump implementó sucesivas medidas para impedir los viajes entre ambos países.

Así lo denunció en La Habana el canciller Bruno Rodríguez, quien en su cuenta en Twitter suscribió que entre 2019 y 2020 la Casa Blanca aplicó 17 medidas coercitivas para restringir que los norteamericanos y cubanos residentes en ese país vuelen a la isla.

“Es imposible imaginar cómo al impedir el contacto entre familias de ambas naciones y restringir sus derechos se ayuda al pueblo cubano”, escribió.

De acuerdo con el último informe sobre los daños del bloqueo ejercido por Estados Unidos contra Cuba, entre abril de 2019 y marzo de 2020, las regulaciones y disposiciones emitidas por Washington alcanzaron niveles de hostilidad sin precedentes.

El propio ministro de Relaciones Exteriores de Cuba las consideró inéditas cual si ambos países estuvieran en guerra. El bloqueo es genocida y un acto de guerra, apostilló en reciente conferencia de prensa en la que hizo público el citado informe.

Entre ellas se encuentran la prohibición de vuelos desde el país norteño hacia todas las provincias de la isla, con excepción del aeropuerto internacional José Martí de La Habana, que retornará pronto en operaciones pero está sujeto a restricciones de vuelos desde Estados Unidos.

La suspensión de los viajes de aerolíneas estadounidenses hacia nueve aeródromos cubanos fue anunciada el 25 de octubre de 2019 y entró en vigor el 10 de diciembre.

El 10 de enero de 2020, Washington suspendió los vuelos chárteres entre los Estados Unidos y Cuba, excepto los dirigidos a La Habana, e impuso un límite al número de estos.

Según el informe de la cancillería cubana, la imposición de medidas para regular los viajes equivalen a una reducción en el flujo de visitantes desde ese país de aproximadamente 420 mil pasajeros, con el correspondiente efecto en los ingresos.

Varios congresistas, senadores y organizaciones de Estados Unidos se opusieron a tales imposiciones, recordó la agencia Prensa Latina.

En octubre de 2019, la congresista demócrata por California, Barbara Lee, criticó las disposiciones y expresó que la cancelación por parte del presidente estadounidense Donald Trump es otro esfuerzo para destruir cualquier relación entre los países.

“Estas políticas aislacionistas y atrasadas dañarán a los cubanos y estadounidenses por igual”, significó.

La última de las decisiones coercitivas y unilaterales contra Cuba fue la decisión de la Casa Blanca de cortar el envío de remesas hacia la isla, lo cual denota el interés de afectar a la población.

OOL/RL/Foto de portada: AFP

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: