Almagro reconoce su papel en golpe de Estado de 2019 en Bolivia

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, reconoció su papel en el golpe de Estado en Bolivia que provocó la salida forzada del Gobierno del expresidente, Evo Morales.

A través del libro «Luis Almagro no pide perdón», el representante del organismo internacional relata cómo apoyó que Morales pudiera presentarse en 2019 a la reelección «para ganarse su confianza».

El texto es el resultado de más de 100 entrevistas y 20 horas con Almagro en donde se describe su trayectoria política. Entre los hechos políticos más significativos que se relatan se encuentra la estrategia para “desbancar a Evo Morales”, el convencer a Estados Unidos a aliarse a su postura para ir contra el Gobierno venezolano o su apoyo a Dilma Rouseff.

Los autores del libro muestran que el rol de Almagro en la salida de Morales formó parte de una estrategia premeditada, que arrancó en 2017 y culminó con la Misión de Observación Electoral de la OEA para que presentara presuntas irregularidades en el conteo de votos en 2019  y así impedir la reelección del mandatario, lo que alentó el golpe militar perpetrado.

Respecto a Evo Morales y las elecciones de 2019, Almagro destacó que “abríamos una posibilidad que era que Evo ganara legítimamente. Era el costo que tenía eso. Para mí eso era imposible, imposible. Evo tenía menos votos todavía que los que había tenido cuando el referéndum, o sea que no tenía forma. Después abríamos la posibilidad de que la oposición boliviana ganara legítimamente. Y cerrábamos la posibilidad de que Evo se robara la elección».

Tomado de TeleSUR/ Foto de portada: EFE.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: