Argentina y Cuba unidas en un abrazo por Maradona

Por Maylin Vidal.

Fundidos en un gran abrazo, argentinos y cubanos gritaron hoy en las calles de esta capital vivas por Diego Maradona y por Fidel Castro, a quien el gran futbolista consideró un amigo y un padre.

Quiso el destino, como una gran metáfora, que Diego falleciera la víspera, cuatro años después de despedir a ese segundo padre que lo acogió en el seno de una Cuba que le tendió la mano y protegió en uno de los momentos más duros de su vida y que también hoy lo llora.

Encabezado por el Movimiento de Solidaridad con Cuba (MASCuba) y por residentes cubanos en este país, una caravana avanzó desde el Congreso Nacional hasta la Casa de Gobierno por toda la emblemática Avenida de Mayo en homenaje a Maradona, donde una frase retumbó como un gran cántico: con Cuba y con Diego, abajo el bloqueo, en referencia al cerco impuesto por Estados Unidos a la isla caribeña desde hace más de 60 años.

Desde las seis de la mañana se abrieron las puertas de la Casa Rosada donde reposa el féretro de Diego para que miles de personas, algunas llegadas de distantes puntos de la ciudad, le dieran el último adiós. La larga fila que se extiende por la Avenida de Mayo pareciera infinita, como las lágrimas que corren por los rostros de muchos de los que hasta allí llegaron.

Momento emotivo de la velada fue cuando el presidente, Alberto Fernández, acompañado por funcionarios del gabinete nacional, depositó una camiseta de Argentinos Juniors y dos pañuelos blancos, símbolo de la lucha de los organismos de derechos humanos, sobre el féretro. Los aplausos estremecieron el lugar.

Tras permanecer varios minutos frente al féretro, cubierto por una gran bandera argentina, el mandatario se fundió en un abrazo con la exesposa de Maradona, Claudia Villafañe, y sus hijas Dalma y Gianinna.

Tomado de CAPAC/ Fuente: Prensa Latina.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: