Autoridad electoral descarta freno a posesión de Arce en Bolivia

Por Jorge Petinaud Martínez.

El presidente del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia (TSE), Salvador Romero, rechazó hoy la exigencia del gobierno de facto y grupos extremistas de que se realice una auditoría forense de los comicios del 18 de octubre.

El proceso electoral de 2020 ha concluido y se encuentra plenamente validado”, aseguró el titular del TSE, entrevistado por el diario La Razón ante el reclamo de un ministro de la administración golpista de Jeanine Añez, coincidente con los acuerdos tomados la noche de este lunes por el cabildo de Santa Cruz de frenar la toma de posesión del mandatario recién electo, Luis Arce, con el 55,10 por ciento de los votos.

Al referirse a los reclamos de “auditorías”, Romero recordó que “en términos prácticos, el trabajo de observación (internacional y nacional realizado de los comicios) corresponde a una forma de auditoría”. Subrayó que las justas del 18 de octubre fueron las más observadas de la historia del país.

Comentó que fueron numerosas las delegaciones que “cubrieron un espectro muy amplio de sensibilidades, acudieron las misiones de la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Unión Europea (UE), el Centro Carter y la Unión de Organismos Electorales de América (UNIORE)”.

Según el titular del TSE, todos los informes coinciden en señalar la transparencia y la limpieza de la elección boliviana de 2020.

Admitió que estas mismas misiones dejaron “recomendaciones de aspectos por mejorar”, sin embargo, aclaró que “ninguna observación cuestiona la rectitud del proceso”.

Consideró evidente que si hubiera dudas, no se habrían pronunciado con la claridad, firmeza y prontitud que lo hicieron.

Adicionalmente, describió, a la observación internacional esta vez se sumaron plataformas locales como Observa Bolivia y el Observatorio Ciudadano de la Democracia, “que tuvieron mayor despliegue territorial”, y también coincidieron en aprobar los resultados, a lo que se unió el “honroso reconocimiento de los resultados que hicieron los candidatos”.

En relación con los indicadores de las encuestas de conteo rápido, efectuadas el día de la votación, los calificó de “muy cercanos a los datos oficiales y definitivos del cómputo”.

Cualquier ciudadano puede efectuar las verificaciones que considere pertinentes. El padrón continúa disponible para consulta en los laboratorios departamentales; los informes de las misiones están en el portal del TSE y todas las actas también pueden ser comprobadas en el internet y contrastadas con las copias que tienen los partidos”, concluyó enfática la máxima figura del TSE.

La noche de este lunes, por otra parte, una de las agrupaciones que protagonizó el derrocamiento del gobierno de Evo Morales, la Unión Juvenil Cruceñista, lideró un cabildo en la rotonda del Cristo Redentor de Santa Cruz para definir acciones de protesta contra los resultados que dieron la victoria al Movimiento Al Socialismo y a su aspirante a la primera magistratura del país.

Paralelamente, el Comité pro Santa Cruz vinculado al derrotado candidato Luis Fernando Camacho anunciaba que este martes se concentrará en el Palacio de Justicia cruceño para conocer la respuesta a un amparo judicial presentado con el mismo objetivo.

El cabildo, entre otras decisiones, determinó el desconocimiento de los resultados de las elecciones del 18 de octubre, el bloqueo de instituciones públicas y el apoyo a las Fuerzas Armadas para “hacer cumplir la Constitución en caso de que sean omitidas” las resoluciones.

Además, los manifestantes pidieron la suspensión de la toma de  posesión del presidente electo, prevista para este domingo en la Asamblea Legislativa, y protestaron contra el TSE.

A la exigencia de “auditoría”, denominación con la cual se pretende enmascarar el propósito de cambiar el resultado de la elección, se sumaron funcionarios del gobierno de facto, en particular el ministro de Obras Públicas, Iván Arias.

De acuerdo con este jefe de cartera en declaraciones a Radio Panamericana, la única “salida” a las actuales protestas anti-elección es una auditoría rápida.

“Podemos hacer una auditoria en 15 días como hicimos el año pasado. No creo que haya que poner resistencia y dejar de convulsionar el país”, insistió el integrante del Ejecutivo llegado al poder tras el derrocamiento de Evo Morales en 2019.

RL/ Foto de portada: EFE.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: