Bolivia enfrenta crisis con medidas económicas y sociales

Compartir

Por Jorge Petinaud Martínez.

Apenas a 21 días de su llegada a la Casa Grande del Pueblo (sede del Ejecutivo) el presidente de Bolivia, Luis Arce, decidió enfrentar la crisis con medidas económicas y sociales, aseguró hoy una fuente gubernamental.

«Les presento las nuevas determinaciones que hemos tomado como Gobierno para comenzar a salir de la crisis económica, en la que se encuentra nuestro país. Y también para profundizar nuestra lucha contra la violencia hacia las mujeres», escribió en Facebook el ministro de Gobierno (Interior), Eduardo del Castillo.

Según el titular, una primera decisión es la abrogación del Decreto Supremo 4373, referido a la importación de vehículos, “porque afecta negativamente en la política de renovación del parque automotor y afecta la subvención de los hidrocarburos”.

Promesa preelectoral cumplida será el pago del Bono contra el Hambre, de 1.000 bolivianos (unos 140 dólares), que beneficiará a personas con discapacidad grave y muy grave, además de las moderadas, quienes deberán estar registradas en el Sistema de Información del Programa de Registro Único Nacional de las Personas Con Discapacidad (SIPRUNPCD), describió el jefe de cartera.

Castillo destacó, asimismo, que con el objetivo de profundizar la política de despatriarcalización y lucha contra el racismo en Bolivia quedará eliminada la brecha salarial entre hombres y mujeres.

«La igualdad de remuneración será promovida directamente por el Estado. No puede haber ningún sector, sea privado y público, donde las mujeres y los hombres no tengan una misma remuneración por un trabajo de igual valor», expresó en un texto circulado a la prensa.

Igualmente, las autoridades del país andino-amazónico tratan de recuperar el turismo interno, y para ello concederán permisos excepcionales a servidores públicos que adquieran paquetes para viajar, lo cual incrementará la demanda interna y favorecerá a la economía nacional.

Una quinta medida es la modificación de la Ley 348, preventiva de la violencia contra la mujer, cuyo contenido normará la inclusión de este tema en el currículo educativo, con énfasis en la prevención y erradicación de ese flagelo, además de asignar mayor presupuesto para su implementación.

La creación del Régimen de Reintegro en efectivo del Impuesto al Valor Agregado es otra acción de carácter económico prevista con el objetivo de que quienes utilicen medios tecnológicos para realizar sus compras internamente reciban un reintegro de su dinero, después de habilitarse en el Servicio de Impuestos Nacionales.

Del Castillo mencionó como otra medida importante en el camino de enfrentar la crisis heredada del gobierno de facto la activación del Impuesto a las Grandes Fortunas, que incluirá a los poseedores de un capital anual mayor a los 30 millones de bolivianos(unos cuatro millones de dólares) anualmente.

 Según el Ministerio de Economía, este gravamen involucra a unas 150 personas en todo el territorio nacional.

Arce, por su parte, debatió este viernes con representantes del sector de las microempresas temas relacionados con el incremento de la producción nacional y el enfrentamiento al contrabando, según confirmó en un tuit.

Enriquecedor diálogo con los microempresarios de Bolivia. Decidimos implementar medidas para incentivar la producción nacional y la lucha contra el contrabando. Este sector clave agrupa la cadena productiva de miles de emprendedores en el país. Vamos a salir adelante”, escribió en esa red social.

RL/ Foto de portada: @LuchoXBolivia/ Twitter.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: