Canciller de Bolivia considera “importante” integración latinoamericana

Por Jorge Petinaud Martínez.

La creación de bloques regionales resulta especialmente importante para un país pequeño y con una economía en desarrollo como Bolivia, aseguró hoy el ministro de Relaciones Exteriores de la nación andino-amazónica, Rogelio Mayta.

“Necesitamos unirnos, y en ese esfuerzo ha sido importante la iniciativa de Unasur, que fue duramente bombardeada, más que por un interés regional por posiciones ideológicas recalcitrantes, que no han pensado en la región y se han alineado a los intereses de alguna potencia extranjera”, afirmó el titular en relación a la política del gobierno de facto de Jeanine Añez.

Mayta destacó en entrevista al diario La Razón que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)es parte de esas iniciativas, subrayó que se trata de un proceso en desarrollo por cuya consolidación las autoridades de la región deben realizar esfuerzos.

Al referirse a la firma de un reciente acuerdo de colaboración en materia aeroespacial en el contexto de esa estructura política integracionista, el ministro consideró que ese entendimiento tiene el objetivo de lograr que Latinoamérica tenga cierta soberanía en ese campo de la ciencia y la tecnología.

Cada país tiene sus iniciativas por separado –comentó Mayta-, tenemos que unirnos; los pocos recursos que poseemos en conjunto, en comparación con grandes potencias, tenemos que articularlos para sacar mejor provecho, en resguardo de nuestras propias soberanías”.

Insistió en la relevancia de la CELAC inclusive en temas como la lucha contra la pandemia de la Covid-19, en los cuales tiene iniciativas que calificó de “importantes”, y a las cuales a Bolivia le conviene adscribirse, según señaló.

Criticó la “complicada” situación provocada al país a partir del 10 de noviembre de 2019, tras el golpe de Estado contra el Ejecutivo del presidente constitucional Evo Morales y la ruptura de la institucionalidad.

El posicionamiento (internacional) del gobierno transitorio fue demasiado recalcitrante, en términos ideológicos; y terminó peleándose con varios países importantes en la región y enfriando las relaciones con otros importantes en el orden mundial”, explicó el jefe de la diplomacia boliviana.

Recordó el peso específico de México en el hemisferio y en el mundo, y deploró que el vocero de la administración golpista (Jorge Quiroga) vociferó contra el mandatario de ese país, Andrés Manuel López Obrador, uno de los más populares en las últimas décadas en esa nación. Añadió que algo similar ocurrió en relación con la vecina Argentina, como parte de la política de autoaislamiento de Añez y sus aliados.

Describió que en escenarios como Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos y otros los golpistas siguieron alineamientos afines a la política del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y en función de esas decisiones  rompieron alianzas que Bolivia había construido en años anteriores.

El gobierno de Áñez en su política exterior ha tenido un alineamiento muy poco soberano con la política exterior del gobierno de Trump. Y Trump, como todos sabemos, ha sido un desastre, no solo para su país, sino en el terreno internacional”, sostuvo el Ministro. Mencionó entre esos errores el asesinato del general de división iraní Qasem Soleimani, la salida de los tratados sobre cambio climático; de armas nucleares de mediano alcance y la guerra comercial contra China, que dañó a la economía global.

Para colmo de males, concluyó el canciller, en ese contexto de alineación con Estados Unidos durante el gobierno de facto, Bolivia no solo tuvo una posición poco soberana, sino que fue ninguneada por Washington, algo indignante para los bolivianos que se sienten orgullosos de su tierra.

RL/ Foto de portada: La Razón/ Archivo. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: