Comienza en Cuba pago de Control Sanitario el primero diciembre

Compartir

Entra en vigor el primero de diciembre la tasa que exigirá Cuba por los servicios de Control Sanitario Internacional practicados por autoridades de Salud Pública en aeropuertos, puertos y marinas internacionales a las personas que arriben al territorio nacional para prevenir la propagación internacional de la Covid-19.

Tal disposición se corresponde con la Resolución No. 293-2020 del Ministerio de Finanzas y Precios de la isla. La Resolución indica que la cuantía de la tasa queda fijada en treinta dólares estadounidenses o su equivalente en cualquier otra moneda libremente convertible.

Los transportistas aéreos, así como las navieras o propietarios de las embarcaciones ejecutarán el pago de la tasa correspondiente de sus pasajeros y tripulantes, a través de los operadores aeroportuarios, portuarios y de marinas, así como  agentes de buques, según corresponda.

La resolución advierte que se exime del pago de la tasa sanitaria a los tripulantes de naves o aeronaves cuya estancia en el Territorio Nacional sea menor a 24 horas.

A su llegada a las instalaciones hoteleras los huéspedes pasan por un minucioso proceso de desinfección antes de seguir al área de recepción. Eso incluye manos, calzado, equipaje y la revisión de la temperatura.

Luego los visitantes son instruidos acerca de las acciones que siguen en el establecimiento con los turistas extranjeros recién llegados, de acuerdo con los procedimientos que aplica Salud Pública, como la realización de un segundo PCR en caso de alguno de los pasajeros que viajó en su mismo avión, haya resultado positivo a la enfermedad.

Durante el registro de entrada, una barrera de material acrílico transparente media entre visitantes y quienes les atienden. Aquí permanecen protegidos con la mascarilla, igual que en restaurantes, oficinas de relaciones públicas, salas de juego y en cualquier otra área cerrada.

De acuerdo con las medidas que se adoptan el Hotel Guardalavaca en el oriente de Cuba, cada habitación pasa por la más profunda desinfección a la salida del cliente y no se le da uso en las siguientes 24 horas. Ese es el tiempo que se emplea para limpiar los mandos del televisor y del equipo de aire acondicionado, el teléfono, las llaves del agua. En fin, todos los objetos y superficies que probablemente haya tocado la persona que estuvo allí.

ST/RL/Foto de portada: EFE

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: