Fuerte aumento de crímenes contra activistas sociales en Colombia

Compartir

La organización no gubernamental Somos Defensores afirmó que hasta el tercer trimestre del año la cifra de líderes sociales y defensores de los Derechos Humanos asesinados en Colombia aumentó 54 por ciento respecto a todo el año anterior.                                                                           

Según boletín emitido en su página web en los primeros nueve meses de 2020 ocurrieron más muertes violentas, 40, que los 26 crímenes fatales ocurridos en el tercer trimestre de 2019.

Entre enero y septiembre de 2020 resultaron ultimados 135 defensores, según cifras de la organización.

En 2019 los líderes asesinados fueron 124, tal y como indica el Sistema de Información sobre Agresiones contra Personas Defensoras de Derechos Humanos. Además, entre los meses de julio y septiembre de 2020  sumaron 184 agresiones de este tipo, entre las que se incluyen 121 amenazas, 40 asesinatos, 17 atentados y cinco desapariciones forzosas.

Subraya la fuente que uno cada cuatro de estos crímenes tuvo lugar en el departamento del Cauca. Le sigue como escenario de la espiral de violencia el departamento de Nariño, donde igual período las muertes subieron de seis en 2019 a 40 en lo que va de año.

Las estadísticas de la ONG indican que en el 48 por ciento de los casos los responsables de tales ataques son desconocidos.

Acota que el 30 por ciento son atribuibles a grupos paramilitares como las Águilas Negras y otros de la delincuencia organizada, así como disidentes de la insurgencia.

Somos Defensores dijo que la mayoría de las víctimas son hombres, pero significó que en el hecho de los asesinatos de mujeres se cumple un doble crimen por ser defensores de los Derechos Humanos y por féminas.

Por su parte la asesora de la Presidencia para los Derechos Humanos, Nancy Patricia Gutiérrez, aseguró que hay una correlación muy estrecha entre el accionar de los grupos armados organizados y los delictivos. Enfatizó que ambos «intervienen en cadenas productivas de economías ilícitas, en las zonas en donde ocurre la mayor parte de los crímenes contra líderes sociales, comunales y defensores de derechos humanos».

Somos Defensores consideró en su informe trimestral que «a pesar de la gravedad de la situación, el Estado no ha tomado medidas efectivas para controlar la violencia».

OOL/ RL/ Foto de portada: Luisa González / Reuters. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: