Iota suma muertes y daños en América Central

Iota continúa azotando hoy la geografía centroamericana, ahora como depresión tropical, pero deja a su paso una estela de destrucción y muerte, en una región que no había podido recuperarse de los daños causados por el huracán Eta.

Tras impactar a Nicaragua con fuerza máxima y luego a Honduras, Iota transita por El Salvador, donde un motociclista murió impactado por una rama derribada por los vientos.

Un balance preliminar cifra en 10 los fallecidos causados en América Central, en particular en zonas devastadas a principios de mes por el meteoro Eta.

Autoridades de Nicaragua trabajan hoy en el recuento preliminar de los daños materiales por el ciclón, que dejó seis personas fallecidas y tres desaparecidas durante su paso de poco menos de 24 horas por territorio nacional, informó la vicepresidenta Rosario Murillo.

Iota impactó con vientos de hasta 260 kilómetros por hora, desconocidos en la historia meteorológica de Nicaragua, por la misma zona costera de la Región Autónoma del Caribe Norte, casi por donde mismo penetró Eta el día 3 del mes en curso.

Por tal razón el gobierno presupone que los daños materiales deben ser cuantiosos, aunque graves afectaciones en el sector de las telecomunicaciones dificultan la evaluación a priori.

La crecida del río Wawa puede demorar al menos hasta tres días la entrada de camiones con láminas de zinc para la reposición de los techos dañados o perdidos en su totalidad en la zona más afectada por el meteoro, indicó Murillo.

Como parte del as tareas preventivas ante el desastre natural casi 63 mil personas fueron evacuadas en 683 albergues y 41 mil brigadistas comunitarios laboraban en su atención.

Antes, en el archipiélago colombiano de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, perdieron la vida dos personas y la infraestuctura quedó destruida en cerca del 90 por ciento.

En Panamá hay reportes de la muerte de una menor en una comunidad indígena.

Honduras, donde Iota golpeó como tormenta tropical, lamentó la muerte de una niña. El presidente Juan Orlando Hernández ordenó el cierre de las principales carreteras ante el peligro de inundaciones y dispuso evacuaciones obligatorias en zonas de riesgo.

Según el último reporte del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC), Iota se desplaza sobre El Salvador con vientos máximos sostenidos de 55 km/h y se espera que se «disipe más adelante» en la jornada.

La actual temporada de huracanes en el Atlántico ya batió récords. Iota es la decimotercera de las 30 tormentas con nombre registradas este año que alcanzó la categoría de huracán.

OOL/RL/Foto de portada: AFP

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: