Naciones Unidas destina 100 millones de dólares para prevenir la hambruna

El jefe de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, anunció este martes, la decisión de liberar 100 millones de dólares del Fondo Central de Respuesta a Emergencias de ese organismo con el propósito de apoyar la prevención de la hambruna en siete naciones afectadas por conflictos bélicos, crisis económica, cambio climático y la pandemia de la COVID-19.

De ese presupuesto aprobado, 80 millones de dólares se prevén compartir entre Afganistán, Burkina Faso, la República Democrática del Congo, Nigeria, Sudán del Sur y Yemen. Los otros 20 millones de dólares se reservarán para Etiopía, donde las sequías podrían empeorar una situación que ya es preocupante.

Para Lowcock, el regreso a una sociedad en la que las hambrunas son un lugar común, sería desgarrador y obsceno “cuando producimos suficientes alimentos para nutrir a todas las personas del planeta».

Las hambrunas resultan en muertes agonizantes y humillantes. Alimentan el conflicto y la guerra. Activan el desplazamiento de masas. Su impacto en un país es devastador y duradero. Nadie debería ver un deslizamiento hacia la hambruna como un efecto secundario inevitable de esta pandemia. Si sucede es porque el mundo lo ha permitido”, enfatizó el funcionario.

Por su parte, David Beasley, Director Ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), escribió en Twitter que el mundo estaba atravesando tiempos turbulentos, por eso “debemos enfocarnos más y redoblar nuestros esfuerzos para evitar ‘icebergs’ como el hambre, la inanición, la desestabilización y la migración”.

En un artículo publicado este martes en el diario Times, con sede en Londres, ambos funcionarios expusieron que la pandemia de la COVID-19 no puede distraer al mundo del “asesino más grande”: el hambre.

Lowcock y Beasley resaltaron que los impactos de la propagación del virus y los bloqueos asociados (disminución de los ingresos, aumento de los precios de los alimentos), coincidieron con la yesca. “Deja que este fuego se apodere y millones de niños morirán”, indicaron.

Cuando se declara una hambruna-concluyeron-es demasiado tarde porque la gente ya ha comenzado a morir, “las hambrunas son una mancha para la humanidad, ahora es el momento de actuar”.

PGS/ RL/ Foto de portada: TRT.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: