Naciones Unidas presenta nuevo mecanismo para financiar programas de saneamiento

La Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos presentó, este martes, un nuevo mecanismo de financiamiento global con el propósito de apoyar los programas orientados a hacer accesible el saneamiento y la higiene para todas las personas en el mundo, informó el sitio web de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El objetivo del Fondo de Saneamiento e Higiene es la inversión público-privada de 2.000 millones de dólares en los próximos cinco años para ofrecer una solución a la crisis en materia de saneamiento, higiene y salud menstrual.

Mediante el cumplimiento de cuatro metas estratégicas (ampliar el saneamiento doméstico, garantizar la salud e higiene menstrual, proporcionar servicios de saneamiento e higiene en las escuelas y las instalaciones sanitarias, apoyar las soluciones innovadoras de saneamiento), el Fondo ayudará a los países con menor capacidad de respuesta a ese flagelo.

Durante la presentación del nuevo Fondo, la secretaria general adjunta de Naciones Unidas, Amina Mohammed, dijo que el saneamiento y la higiene son fundamentales, “en primer lugar, porque se trata de la dignidad humana, y en segundo lugar, porque deviene en un problema de salud”.

Por su parte, el director ejecutivo del mecanismo, Dominic O´Neill, recordó que el dinero bien utilizado puede impulsar cambios positivos y duraderos.

“Esta no es solo una lucha por mejorar la salud: es una lucha por el respeto y los derechos humanos, así como por el fin del estigma”, indicó.

La falta de inversión en el sector, durante las últimas décadas, ha tenido un profundo impacto negativo en la salud, la educación y los resultados económicos de los países y las comunidades.

Desde esa perspectiva, los líderes mundiales coinciden en la necesidad de hacer inversiones a gran escala que reviertan esta situación.

La Directora Adjunta de la Organización Mundial de la Salud, Zsuzsanna Jakab, afirmó que “los beneficios económicos del saneamiento son aproximadamente cinco veces el costo, y el costo de la inacción es mucho mayor”.

Según datos de la ONU, la mitad de la población mundial no tiene acceso a un saneamiento seguro: 620 millones de niños asisten a escuelas sin baños, una de cada tres escuelas no tiene ni siquiera servicios básicos de saneamiento e higiene, uno de cada cinco establecimientos de salud no posee servicios de saneamiento

Esa falta de servicios cuesta unos 222.000 millones de dólares anuales en productividad perdida, aumento del gasto en salud y producción económica.

PGS/ RL/ Foto de portada: UNICEF/ Archivo. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: