OMS: “Es hora de que los líderes mundiales se enfrenten una vez más al desafío de la malaria”

La Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un llamado para que los países intensifiquen la lucha contra la malaria, una enfermedad prevenible y tratable que afecta, principalmente, al continente africano.

“Es hora de que los líderes de África, y del mundo, se enfrenten una vez más al desafío de la malaria, tal como lo hicieron cuando sentaron las bases para el avance realizado desde principios de este siglo”, dijo el director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus.

En el año 2000-recuerda un reporte publicado en el sitio web de Naciones Unidas- los líderes africanos firmaron la histórica Declaración de Abuja comprometiéndose a reducir las muertes por paludismo en el continente en un 50 por ciento, durante 10 años, periodo que devino en una realidad sin precedentes en el control mundial de esa enfermedad.

Gracias a esos esfuerzos se han evitado 1 500 millones de casos de malaria y 7,6 millones de muertes desde el año 2000.

A pesar de la reducción de muertes, el avance contra el paludismo se ha ralentizado en los últimos años, especialmente en países con una alta prevalencia de la enfermedad, como los pertenecientes a África, que registraron el 90 por ciento de la carga total de morbilidad.

De acuerdo con el Informe Mundial sobre el paludismo, presentado este lunes por la OMS, en 2019, el recuento mundial fue de 229 millones casos de malaria, una estimación anual que se ha mantenido prácticamente sin variaciones durante los últimos cuatro años y se perdieron unas 409 000 vidas, en comparación con los 411 000 fallecimientos producidos en 2018.

Una de las causas del estancamiento del progreso es el déficit de financiación tanto a nivel nacional como internacional, por ejemplo, en 2019 los fondos dedicados a la lucha contra la malaria alcanzaron los 3 000 millones de dólares frente a un objetivo global de 5 600 millones de dólares.

Este año, la pandemia de la COVID-19 surgió como un desafío adicional para la prestación de servicios de salud esenciales en todo el mundo. Según el informe, la mayoría de las campañas de prevención de la malaria pudieron avanzar este año sin grandes retrasos.

Sin embargo, interrupciones moderadas en el acceso al tratamiento pueden provocar una pérdida considerable de vidas. El análisis estima que una interrupción del 10 por ciento en el acceso a un tratamiento antimalárico eficaz en el África subsahariana podría provocar 19 000 muertes adicionales; mientras que interrupciones del 25 por ciento y 50 por ciento podrían resultar en 46 000 y 100 000 muertes adicionales, respectivamente.

PGS/RL/Foto de portada: Oliver Asselin /Unicef

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: