Vacunas y fraudes electorales: una prensa para gobiernos y farmacéuticas

Por José Manzaneda

Sin terminar los ensayos clínicos, sin verificación sanitaria: una simple nota de prensa de la multinacional estadounidense Pfizer, asegurando que su vacuna contra la Covid tiene un 90% de efectividad, disparó el valor de la compañía y su presidente se embolsó, en un día, 5,6 millones de dólares tras vender acciones.

Pero los medios nos tranquilizan: el diario ABC asegura que la operación fue “avalada” por “el mercado de valores estadounidense”, que tiene claras “normas sobre el uso de información privilegiada”.

La prensa occidental no solo apoya a las farmacéuticas blanqueando semejantes escándalos de especulación y piratería. También sembrando dudas sobre las vacunas de China y Rusia. La agencia Reuters, por ejemplo, asegura que la vacuna de Pfizer “muestra una eficacia” del 90%”, que la de la alemana CureVac “genera anticuerpos” y la de la británica AstraZeneca “inmunidad”. Sin la menor duda. Ahora, sobre la vacuna china de Sinopharm son “los investigadores” los que “afirman que es segura”. Y sobre la rusa Sputnik, el que habla de su eficacia es “el Ministerio de Sanidad ruso”.

El diario El País nos dice ahora que “Los resultados en Bolivia cuestionan la tesis del fraude electoral de 2019”. Una tesis que este periódico apoyó. Entonces, respaldaba a “los auditores de la Organización de Estados Americanos”, cuyo Secretario General acusó de “fraude” a Evo Morales. La prueba: que en 86 centros de votación, el partido MAS había ganado por un “inexplicable” 91%. Pues bien, repetidas ahora las elecciones, el apoyo ha sido aún mayor, del 97. El País debería pedir disculpas y asumir su responsabilidad: la de blanquear un golpe de estado y una dictadura que ha asesinado a más de 30 personas.

Aquella denuncia de fraude en Bolivia se basó en el “aumento inexplicable” del voto al MAS en la fase final del conteo. Un aumento nada “inexplicable”, porque correspondía a las zonas rurales, fieles a Evo Morales. En EEUU acaba de ocurrir algo similar. Donald Trump denunciaba fraude, debido al aumento del apoyo al Partido Demócrata en el tramo final del escrutinio. Un aumento también explicable, al ser el voto por correo, de mayoría demócrata. Muchos medios “liberales” se indignan ahora por las acusaciones de fraude lanzadas por Trump. Pero cuando se trata de Bolivia, Venezuela o Bielorrusia, las apoyan sin pestañear. Aunque las pruebas sean tan inexistentes como en EEUU.

Donde 660 menores migrantes siguen viviendo en campamentos a la espera de que sus familias, deportadas hace dos años en aplicación de la “política de tolerancia cero”, sean localizadas. ¿Y los derechos humanos? ¿Se imaginan si algo similar ocurriera en Rusia, China o Cuba?

Monika Unger creó en Austria “La Confederación”, un estado paralelo que llegó a recaudar impuestos. Acusada de pedir el apoyo del ejército y de Rusia para derrocar al gobierno de Viena, ha sido condenada a 12 años por alta traición. En Venezuela, Juan Guaidó se autoproclamó presidente, llamó al levantamiento militar y contrató mercenarios para ocupar el país. Pero la prensa occidental nos lo presenta como víctima de una dictadura. ¿Se imaginan si un día es condenado por alta traición?

La Fundación Simón Bolívar, ligada a Citgo, la petrolera venezolana expropiada por Donald Trump, ha entregado un millón 700 mil dólares al partido de Juan Guaidó y Leopoldo López, “Voluntad Popular”. La citada Fundación se dedicó durante años, y hasta que las sanciones se lo impidieron, a pagar tratamientos de salud a menores de Venezuela con enfermedades graves. Ahora financia a la oposición golpista. Nada que leamos en la prensa internacional.

Un reportaje de BBC Mundo nos dice que las balas de goma de la policía de Chile han causado, en un año, “más lesiones en los ojos (…) que en tres décadas de conflicto israelí-palestino” . En aquel país, 180 jóvenes perdieron uno o los dos ojos por la acción policial, un número equivalente al total mundial en 18 años. Pero ¿creen que el texto de BBC menciona las palabras “represión”… o “régimen”?

Tomado de: Cubainformación

Foto de portada: EUROPA PRESS

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: