Comercio y gastronomía a debate en Parlamento cubano

Compartir

Cuba es un país con una significativa tradición gastronómica, cuyos valores se han ido desdibujando por razones de escasez de productos, incumplimiento de las normas establecidas y la incapacidad de seguir lo que verdaderamente demanda la población cubana. Este fue uno de los temas abordado por el Parlamento Cubano en su Sexto Periodo de Sesiones.

La ministra de Comercio Interior (MINCIN), Betsy Díaz Velázquez, a través de un estudio realizado, informó a los diputados acerca del perfeccionamiento de esta actividad, que conjuga: comercio, gastronomía y servicios.

Debido a las repetidas quejas acerca de la gestión del comercio minorista, durante los años 2018 y 2019 se elaboró un detallado diagnóstico en el que participaron especialistas de varias entidades implicadas.

Entre los aspectos fundamentales a atender con urgencia, la ministra mencionó: transformar el capital humano, agrupar los establecimientos de comercio minorista en unidades empresariales de base, a las que se otorgan autonomía, y establecer transformaciones que permitan la igualdad de condiciones en el sector estatal y no estatal.

El primer ministro Manuel Marrero Cruz acentuó como una tarea clave: la necesidad de rescatar la gastronomía popular cubana, un espacio donde existió un buen servicio, con calidad y variedad.

“Los problemas principales no han sido del desabastecimiento, cayó cuando teníamos menos recursos, fue por indisciplina, por no exigir”, recalcó. Entre las violaciones, reveló que se dejó de prestar servicios en la gastronomía, pues “era más ventajoso violar lo establecido y vender los productos crudos y no elaborarlos. “Tenemos que acabar con esas prácticas generalizadas”, dijo.

Marrero Cruz llamó la atención a que este sector ha sido uno de los más afectados desde el punto de vista salarial, para lo cual también “el perfeccionamiento es el camino”. Afirmó que desde la gestión estatal se puede brindar un servicio con calidad, y que esto dependerá de las personas que queden dirijan las instituciones, a quienes hay que seleccionar y preparar para el rescate la gastronomía cubana.

Aclaró que Cuba no va hacia una privatización de la gastronomía, sino que “el perfeccionamiento está dirigido a demostrar que la gestión estatal puede prestar un buen servicio”.

ST/RL/Foto de portada: EFE

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: