Cuba abre Línea 103 para orientar a víctimas de violencia de género

Compartir

En medio de las celebraciones por el Día Internacional de los Derechos Humanos, la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) presentó la Guía Básica para personal que brinda servicios telefónicos de atención a la violencia basada en género y el Mapa de Servicios en Cuba.

Durante una conferencia de prensa realizada este jueves en la sede nacional de la organización, se dio a conocer además la apertura de la Línea 103, como una vía telefónica especializada para la orientación y apoyo psicológico a personas que sufren violencia de género.

Según publicó Yamila González Ferrer, vicepresidenta de la Unión Nacional de Juristas de Cuba en su perfil de Facebook, los servicios de la nueva Línea incluirán el apoyo psicológico y la derivación a las instituciones pertinentes con el correspondiente mapa de servicios.

Es decir, no solo brindará la primera ayuda psicosocial, sino que, a partir de ella, se estructurará un sistema bien articulado para la derivación a otros servicios esenciales del sistema de protección, como los policiales, jurídicos o de salud. Además, se preparan cápsulas audiovisuales que apoyen la capacitación a todo el personal vinculado.

Para la socióloga Clotilde Proveyer, coordinadora del equipo asesor de la FMC para la atención a la violencia de género, estas acciones son resultado de un arduo trabajo con el objetivo de brindar un servicio especializado, con el que se espera ayudar a las víctimas de violencia de una manera más eficaz.

La Línea 103 -y la Guía Metodológica que la sustenta- están en sintonía el Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres (PAM), recientemente aprobado por el Consejo de Ministros de la Isla.

En dicho documento se reconoce explícitamente la persistencia de manifestaciones de violencia en la sociedad cubana, articuladas con esas relaciones desiguales de poder heredadas del machismo. Por tanto, destaca como una de las principales áreas de trabajo el escenario legislativo en torno a este tema.

En paralelo, el Ministerio del Interior avanza en el diseño de un método para procesar con mayor rapidez y oportunidad las denuncias por este tipo de agresiones pues, aunque existen procedimientos estándares, estos casos requieren una atención diferente y demandan incrementar la capacitación de las fuerzas del orden encargadas.

En Cuba, según la Encuesta Nacional sobre Igualdad de Género (ENIG-2016), desarrollada por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), el 39,6 por ciento de las mujeres entrevistadas declaró haber sufrido violencia en algún momento de sus vidas, en el contexto de sus relaciones de pareja.

Luego, en 2019, el informe nacional cubano acerca de cómo se afronta la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible recogió, por primera vez, un dato sobre la ocurrencia de feminicidios en 2016. “Para ese año, la tasa de feminicidios fue 0,99 por cada 100.000 habitantes de la población femenina de 15 años o más”.

No por gusto, durante su intervención en el último encuentro de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el presidente Miguel Díaz-Canel declaró que el país debía prepararse “para legislar, por su alta sensibilidad, sobre algunos temas como la violencia de género, el racismo, el maltrato animal y la diversidad sexual”. Las palabras ya se vuelven acciones.

AT/RL/Foto de portada: Abel Rojas Barallobre / Juventud Rebelde

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: