Declaran fiesta campesina como Patrimonio Cultural de Cuba

Compartir

Las fiestas de los bandos Rojo y Azul, de Majagua, en esta provincia de Cuba, celebran hoy la condición de Patrimonio Cultural de la Nación, por defender los bailes campesinos más genuinos del país.

Los tradicionales festejos con 91 años de quehacer artístico, resaltan por ser portadores de la defensa de la patria y del pueblo cubano, y fusionar las manifestaciones de teatro, música, danza, literatura y artes plásticas.

Debido a la situación epidemiológica por la Covid-19 en Ciego de Ávila, este año el encuentro entre ambos bandos fue de forma virtual, pero sin perder la esencia de mostrar al guajiro alegre, chispeante y buen bailador, y a ellas generosas y parranderas.

En la entrega del galardón, la presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, Sonia Pérez, destacó la importancia de salvaguardar dichas prácticas campestres por su significado para la historia y cultura en general.

Majagua, poblado del sureste avileño, sobresale en Cuba por sus tradicionales festejos de bailes campesinos, en el cual los habitantes de la localidad divididos en dos bandos, resaltan lo más autóctono de los bailes, la música y las costumbres rurales.

Originadas en el año 1929, tienen a Doña Joaquina y Don Pepe, personajes que simbolizan a los defensores de los colores rojo y azul, respectivamente, y en las cuales están presentes las tonadas y décimas genuinas de los campos cubanos.

Los contagiosos ritmos de El Gavilán, El Papalote, El Zumbantorio, La Caringa, La Chismosa, La Polka y el Zapateo, se conjugan con el Festival de Parrandas, encuentros de danzas, exposiciones de artesanía popular y el tan gustado Toque del Tambor.

Tomado de PL/Foto de portada: Getty Images

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: