Díaz-Canel en el Parlamento cubano: Lo que ha pasado en Cuba contra la COVID-19 «rompe los paradigmas del neoliberalismo»

Por Yisell Rodríguez Milán

Queda por escribir la historia de la epopeya del pueblo cubano y las condiciones en que lo hemos hecho, señaló el Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, quien hizo énfasis en el ensañamiento de Estados Unidos contra Cuba y describió el 2020, tal vez, como «el año más duro de las últimas décadas para la Revolución».

Durante su primera intervención en la jornada de este miércoles, durante el Sexto Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea del Poder Popular, en su IX Legislatura, comentó que no debemos expresar con triunfalismo, pero sí con satisfacción, que el país ha logrado un enfrentamiento exitoso y ejemplar contra la COVID-19.

También destacó la importancia de la obra fundacional de Fidel en esta epopeya médica, que tuvo como gran impulso el pilar que constituye la ciencia y la innovación en Cuba.

Igualmente, señaló que fueron trascendentales, como «un electrodo que impulsó el trabajo organizativo que derivó en un plan integral», las indicaciones que dio el General de Ejército, Raúl Castro, cuando comenzó a surgir el avance de esta enfermedad en el mundo.

Destacó la organización del sistema de Salud Pública en Cuba, y las interconexiones con el sistema de los servicios y productivos, con el MININT, las FAR y el pueblo. Toda esa integración ha permitido avanzar con éxito.

Señaló que lo que ha pasado en Cuba «rompe los paradigmas del neoliberalismo», que minimiza el papel del Estado y del Gobierno. «Y aquí se ha triunfado, entre otras cosas, porque el Gobierno y el Estado, con el Partido al frente, han logrado integrar un sistema para vencer la pandemia.

Por lo tanto se demuestra que el papel del Estado y del Gobierno que se debe a su pueblo, es fundamental para resolver problemas complejos como lo puede ser una enfermedad global.

La respuesta en los países neoliberales es ineficiente en muchas partes del mundo, y eso se debe a que aplican una respuesta económica a una problemática que es humana, y social. Donde el mercado decide, no hay soluciones. En Cuba se puso al ciudadano cubano como centro de toda la atención, señaló el mandatario.

El neoliberalismo ha actuado ante la pandemia con egoísmo, y en Cuba lo que ha predominado es la solidaridad, la unidad entre todo nuestro pueblo. Siendo un país pobre, no solo nos hemos en combatir la pandemia en nuestro país, sino que hemos compartido saberes en otras naciones, con nuestro ejército de batas blancas.

Por lo tanto, estamos abriendo una perspectiva distinta de pensamiento, donde el Gobierno comparte con el pueblo, y eso demuestra que un mundo mejor es posible.

Vencimos los dos primeros brotes, dijo el Presidente, y ahora con la nueva normalidad, aparece un nuevo reto: la mayoría de los casos están asociados al arribo de viajeros a nuestro país. Muchos de esos viajeros son precisamente cubanos que estaban fuera del país, que no habían podido regresar a la patria para ver a sus familias.

El desafío es ver como logramos un recibimiento familiar responsable, lo cual lleva mucha atención desde el sistema de salud, desde las organizaciones de masas y desde la individualidad y de la comunidad.

El mandatario extendió el reconocimiento por el enfrentamiento a la pandemia a los jóvenes cubanos, quienes han estado presente en centros de investigación, como parte de nuestros trabajadores de salud, en la línea roja, en los centros de aislamiento, y en cuanta tarea se les ha dado. Hay un compromiso de las nuevas generaciones con su pueblo y con su revolución.

Hemos tenido más bloqueo, más carencia, pero menos contagio y menos muertes. Un aplauso a nuestro pueblo, concluyó Díaz-Canel.

Tomado de Granma/ Foto de portada: Vladimir Molina/ PL

 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: