ELAM: la «trocha» médica que el virus no cruzó en Cuba

Compartir

Por Nuria Barbosa León 

La satisfacción de que no ocurriera ningún brote de la COVID-19 en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) en más de siete meses de azote de la enfermedad en Cuba, constituye un logro destacable como experiencia educativa, aseguró la doctora Yoandra Muro Valle, rectora de ese centro.

«Tenemos estudiantes de 92 países que estuvieron prácticamente en aislamiento por más de siete meses, cumpliendo un conjunto de medidas, más otras que fuimos incorporando y poniendo en práctica de acuerdo con el comportamiento del nuevo coronavirus en nuestro entorno, sin interrumpir el curso escolar», destacó.

Para ello se usaron más las tecnologías de la información, con la creación de aulas virtuales y la búsqueda de métodos de enseñanza novedosos, con una mayor responsabilidad del alumno por su aprendizaje, explicó la rectora. «Eso no mermó la calidad, porque obtuvimos una promoción alta».

Tales experiencias fueron expuestas en la II Conferencia Científico Metodológica, para recordar el aniversario 21 de la fundación de la academia por el Comandante en Jefe Fidel Castro, el 15 de noviembre de 1999.

Relató que el proyecto se gestó en el momento en que partieron varias brigadas médicas a Centroamérica para socorrer a las víctimas del devastador huracán Mitch. En el acto inaugural de fundación estuvieron presentes 1 900 jóvenes de 18 países. Indicó que, para satisfacción del claustro, ya se han graduado más de 30 000 médicos de 118 naciones en todos estos años.

«Hemos contactado con egresados para conocer cuánto han hecho en la pandemia y cuánto han aportado en sus escenarios de acción, y es evidente su altruismo puesto en práctica», dijo la doctora.

La profesora Nancy Ríos Hidalgo, especialista de segundo grado en Anatomía Patológica, con 14 años en la ELAM, siente que trabajar aquí le da vida y la fortalece, a pesar de sobrepasar los 70 años. «Solo me iré a casa cuando las neuronas me fallen», aseguró.

Explicó que, en esta etapa de combate a la COVID-19, alumnos y profesores tuvieron que crecerse con el empleo de las herramientas digitales.

Afirmó que este curso ha sido mejor que los anteriores, con lo cual coincide la estudiante colombiana María del Carmen Castro Rojas, de segundo año de la carrera de Medicina, quien expresó que estudiar en la ELAM ha sido una de las mejores oportunidades que ha tenido en su vida. «Cada día agradezco mucho a Cuba, por estar aquí formándome como médico. En este lugar uno no solo aprende Medicina, sino de la multiculturalidad».

Tomado de Granma

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: