En 2020 la biotecnología cubana giró sus quehaceres hacia el manejo de la COVID-19

La llegada a Cuba de la COVID-19 en marzo de 2020 reconfiguró la agenda de las investigaciones científicas en la Isla, tanto en el ajuste y empleo de medicamentos propios de la biotecnología nacional como en el desarrollo de cuatro candidatos vacunales contra el coronavirus, cuya seguridad ha sido confirmada.

Fármacos como la Biomodulina T, inmunomodulador biológico fabricado a partir de 2008 por el Centro Nacional de Biopreparados y empleado básicamente en el tratamiento de infecciones respiratorias, fueron readaptados y utilizados en pacientes portadores del virus o para en la prevención en grupos de riesgo.

De acuerdo con la Red Cubana de la Ciencia, otros como el factor de transferencia Hebertrans o el Heberferón (combinación de interferón Alfa 2b e interferón gamma), y la formulación Nasalferón, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), también fueron aplicados con fines preventivos para estimular la inmunidad en grupos vulnerables, incluido el personal de salud.

El reporte cita, asimismo, el péptido Jusvinza, un inmunomodulador con propiedades antinflamatorias, y la vacuna antimeningocócica VA-MENGOC-BC®, producto del Instituto Finlay de Vacunas, que resultaron efectivos en la disminución de las posibilidades de complicaciones en pacientes positivos al virus.

Los cuatro candidatos vacunales contra la COVID-19 desarrollados en Cuba en pocos meses son el resultado del trabajo conjunto del Instituto Finlay de Vacunas y el Centro de Inmunología Molecular (CIM) y la colaboración del Laboratorio de Síntesis Química y Biomolecular de la Universidad de La Habana; y del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, entre otras instituciones participantes.

El primero de estos, Soberana 01 —registrado en agosto pasado— convirtió a la Isla en el único país de América Latina y el Caribe, y en el número 30 a nivel mundial, en recibir autorización para comenzar ensayos clínicas de una vacuna contra el coronavirus, indica la fuente.

Junto a Soberana 02, ambos forman parte de los 47 candidatos vacunales registrados a nivel global por la Organización Mundial de la Salud contra el SARS-CoV-2.

Luego, el 26 de noviembre, fue aprobada la fase de ensayos clínicos para dos nuevos proyectos de vacunas: Mambisa, que se aplicará por vía nasal, y Abdala, de administración intramuscular.

En los estudios clínicos de la primera inmunización de estas dos últimas, culminados el pasado 7 de diciembre, fue constatada su seguridad e inocuidad, dijo Eulogio Pimentel Vázquez, director general del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, durante una reciente visita al Centro del Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

En palabras de Pimentel Vázquez, en el caso de Abdala fueron inmunizados 132 voluntarios sanos y con Mambisa 88, en todos ellos los eventos adversos que se han manifestado son muy leves.

FP / RL / Foto de portada: Cubaperiodistas

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: