¡Fidel! ¡Fidel! ¡Fidel!: ¿Consigna o presencia cotidiana?

Por Gabriela Cultelli.

Los Periódicos nacionales (de Uruguay) El Observador y El País se sumaron a la campaña mediática internacional contra el pueblo de Cuba. Para los que quieran ver los sucesos con sus propios ojos, pueden cliquear en cualquiera de los múltiples videos publicados en redes serias como Cubadebate, o si prefiere alguna no oficial o alternativa, Cuba en Resumen podría ser su opción, entre otras.

60 años de agresiones constantes, comprobadamente pagadas desde los EEUU, injerencias permanentes contra el hermano país, podrían ser la síntesis de lo acaecido, en estos últimos años caracterizada por ofensas a los símbolos nacionales (ensuciar bustos y estatuas de Martí, o denigrar la bandera cubana), provocar incendios, o desestabilización ante la cruda realidad de la escasez por ellos mismos provocada con el bloqueo económico que en tiempos de pandemia inhumanamente arrecian. Redes sociales mediante, y gran cantidad de sitios web que financian fundamentalmente desde la Florida, se suman con estas renovadas formas y consiguen por primera vez el apoyo de unos 100 intelectuales y artistas1, que en Cuba son pocos no sólo por los 11 millones de habitantes que tiene la Isla, si no por la gran masa de estos profesionales existentes dada la labor educativa de la Revolución. Para que se tenga idea cabal del hecho, basta decir, y por citar algunos, personeros como Luis Almagro y Timothy Zúñiga-Brown (jefe de la misión diplomática de EE.UU. en La Habana) que apoyaron lo ocurrido.

Pero mejor le damos voz a los protagonistas directos de este momento y para ello conversamos con Adán Iglesias Toledo, artista e intelectual destacado que en su legajo ostenta cerca de 20 exposiciones personales y aproximadamente 40 premios y reconocimientos nacionales e internacionales. Este artista es conocido por nuestros lectores, pues muchos de sus dibujos se han publicado en Mate Amargo y EconomiaPolítica.uy:

  • El Observador (periódico uruguayo) publicaba parte de un comunicado que, según el propio medio, habría salido en redes sociales y decía: “Los artistas e intelectuales cubanos, denunciamos y condenamos la incapacidad de las instituciones gubernamentales en Cuba para dialogar y reconocer el disenso, la autonomía activista, el empoderamiento de las minorías y el respeto a los derechos humanos y ciudadanos”. Adán, como artista e intelectual cubano ¿te sientes parte de este discurso? Te pregunto porque el comunicado generaliza. ¿Qué opinión te merece?

  • A. Iglesias: “Sería interesante analizar quiénes son esos artistas cubanos que llegan a esa conclusión. Analizar no es hacer cacería de brujas con el que piense diferente, sino, revisar si tienen suficiente obra como para tomar una voz colectiva y llegar a tan absoluta conclusión. En Cuba los que tienen obra, es decir, la vanguardia, están representados en la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC); organización a la que se llega con un proceso de crecimiento, donde el currículo artístico y el aval de otros creadores es el definitorio para su ingreso».

En los “sucesos culturales de los últimos días”, específicamente hablo de ir a plantarse frente al Ministerio de Cultura de Cuba a exigir ver al Ministro tan solo a horas de haber quedado demostrado que el llamado Movimiento San Isidro, está financiado (desde el té hasta al transporte) por la Embajada de los Estados Unidos de América, no hay nada de ingenuidad.

El propio presidente Miguel Díaz-Canel, en la clausura del último Congreso de la UNEAC afirmó y cito: “las preocupaciones de quienes sienten que algunas instituciones de la cultura se han quedado por detrás de los creadores, y que el burocratismo y la falta de creatividad ahogan la creación. Las instituciones se han creado para los creadores, no a la inversa”.

El burocratismo lo podríamos exportar, es un mal que abarca no solo al sector cultural, pero la “espontaneidad” de convocarse por las redes para sonar de tal modo, no es original. Y sí sonaron, hay que reconocer eso. Donde va la prensa extranjera acreditada hay garantía mediática internacional. Penoso que no cubran otras acciones que Cuba realiza con modestia como dejar atracar en sus puertos un crucero inglés con turistas con Covid-19 (rechazados en puertos norteamericanos), o que ya casi a un año de pandemia, en Cuba no haya muerto un niño.

Cuba necesita cambios, pero a veces se le exige demasiado, sin olvidar que es asediada por todos los flancos desde un imperio fuerte y cercano, que dedica millones de dólares a derribarla.

Debemos reconocer nuestros defectos, saber que no vivimos en una sociedad perfecta, pero no se puede olvidar que desde el norte se hace de todo para desaparecernos como nación, para luego querer tirarnos rollos de papel sanitario. ¡Para nada me representan!

Lo más importante de todo lo acontecido ninguno de los dos medios uruguayos mencionados lo comenta. El 29 de noviembre se movilizaba la juventud cubana. Eran miles y miles llenado una plaza (Parque Trillo) del populoso barrio de Centro Habana. Personalmente me emocionó escuchar las aclamaciones de “FIDEL, FIDEL, FIDEL” por lo que significa, sobre todo en estos días a 4 años de su desaparición física. Más que una consigna, denota su presencia cotidiana.

Y nuevamente buscamos la expresión de una de las protagonistas, en este caso Aimee Gutiérrez Fabre, presidenta de la FEU de la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Tecnológica de la Habana, joven cubana que acudió al llamado revolucionario del Parque Trillo. La pregunta fue muy sencilla “¿Por qué participaste de la concentración del Parque Trillo el pasado viernes?”, la respuesta fue la siguiente:

  • A. Gutiérrez: “Primero que todo, fui al Parque Trillo como iría al parque de la esquina de mi casa, al Parque Mariana Grajales, como iría a cualquier calle de La Habana y de Cuba, porque las calles de Cuba son nuestras. Antes que vengan otras personas a ocupar las calles de mi Habana, a difamar, a mentir, a calumniar a cerca de las decisiones de mi gobierno, que vengan a estar cuestionando lo que definimos, estaremos los jóvenes revolucionarios».

Y sí, me considero una joven revolucionaria, porque «Revolución es cambiar todo lo que debe ser cambiado», como dijo Fidel Castro.

Y ese día en el Parque Trillo fueron muchas emociones. Fuimos los jóvenes que realmente sentíamos por el país, que sentíamos por la revolución, fuimos a expresar nuestros criterios, a expresarnos libremente. Fuimos a decir que sí estamos de acuerdo con la revolución, que sí estamos de acuerdo con el gobierno. Y, sobre todo, como dijo el Presidente Diaz Canel que “los problemas de la casa, se lavan en la casa”. No tenemos que esperar que venga nadie a mentirnos, no tenemos que esperar que venga nadie a decirnos qué tenemos que hacer dentro de nuestra casa. En nuestra casa las cosas las hacemos nosotros y a nuestra manera.

Y si no somos los jóvenes los que damos el paso al frente, ¿quién lo haría? En su tiempo lo hicieron ya otros jóvenes revolucionarios como José Antonio Echeverría o Julio Antonio Mella. Eran ellos, los jóvenes de la FEU los que crearon la Federación Estudiantil Universitaria, los que dieron el paso al frente y lucharon porque hoy tengamos lo que nosotros tenemos. Entonces, no podemos dejar que se nos vaya de las manos, no podemos permitirlo, no podemos darnos ese “lujo”.

Hoy por hoy, cada vez más vemos en peligro, de cierta manera, parte de la juventud; porque están engañando, están mintiendo. Las redes las están utilizando mucho contra nosotros. No podemos permitir que eso suceda. Por eso, antes que ellos tomen la delantera -por decirlo de algún modo- nosotros tenemos que actuar.

«Para mí fue un orgullo, sentí mucha alegría, mucha emoción, se me salieron hasta las lágrimas cuando el Presidente llegó. Realmente no lo esperábamos. Nosotros fuimos por pura espontaneidad y al verlo a él ahí, fue demasiado. Demasiada emoción verdaderamente”.

NR: Tomamos el supuesto que las cerca de 100 personas que manifestaron frente al Ministerio de Cultura eran, como ellos dicen, “artistas e intelectuales”, pues es imposible de nuestra parte corroborar currículos, de todas maneras, permítasenos el simple beneficio de la duda.

Tomado de Mate Amargo/ Foto de portada: Gentileza de Alejandro Azcuy.

Vea también

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: