Generales golpistas tendrán que declarar en Bolivia por masacre

Por Jorge Petinaud Martínez.

Cuatro generales serán llamados a declarar por los letales actos que policías y militares protagonizaron en noviembre de 2019 en el departamento de La Paz, aseguró hoy el abogado de las víctimas de la masacre de Senkata, Fernando Peñaloza.

“Se trata de los generales Gustavo Arce San Martin, Yuri Calderón, William Kaliman y Sergio Orellana. En las próximas horas llegarán las citaciones para estos miembros de la Policía y del Alto Mando militar a fin de que esclarezcan estos hechos”, informó el letrado.

Nueve días después del golpe de Estado del 10 de noviembre de 2019, un convoy de más de 50 cisternas salió de la planta de Senkata hacia La Paz con un fuerte resguardo policial reforzado con tanquetas y militares fuertemente artillados.

Este destacamento empleó gases y distintos medios para reprimir a manifestantes que protestaban contra el quebrantamiento del orden constitucional en una revuelta cívico-policial y castrense.

La operación combinada concluyó con un saldo de 10 fallecidos, de acuerdo con las pesquisas preliminares, en uno de los más trágicos episodios registrados tras el derrocamiento del exmandatario Evo Morales.

Al referirse a los generales, Peñaloza expresó que “ellas son las personas que habrían propiciado los hechos de masacre tanto en la zona de Senkata como en la zona sur”.

En medio de la euforia golpista los miembros de la Policía y de las Fuerzas Armadas salieron a las calles con órdenes de emplear una violencia sin límites al amparo del Decreto Supremo 4078, rubricado por la presidenta de facto, Jeanine Añez, el cual eventualmente los libraba de procesos penales.

Esa normativa que incluía la orden disparar fue derogada el 24 de noviembre de 2019 en medio de las críticas de organismos internacionales.

Recientemente, el ministro boliviano de Defensa, Edmundo Novillo, descartó cualquier privilegio y excepciones en una investigación sobre crímenes de lesa humanidad, ante la inquietud de altos cargos militares sobre la detención de un general imputado.

Sobre el particular, el veterano luchador del gobernante Movimiento al Socialismo insistió en que todos los bolivianos son responsables de sus actos ante la justicia.

No hay fueros ni privilegios para ningún boliviano de manera excepcional cuando se trata de delitos de lesa humanidad’, enfatizó Novillo en relación con un pronunciamiento de “confusión” por parte de las Fuerzas Armadas por la detención domiciliaria del General Alfredo Cuéllar.

Jefe militar del departamento central de Cochabamba, el alto oficial es investigado como responsable de la masacre que costó la vida al menos a ocho civiles que protestaban contra el golpe del 10 de noviembre.

Los asesinatos ocurrieron cuando soldados y policías dispararon, según testigos, contra una marcha de civiles en la localidad de Sacaba, en las afueras de la ciudad de Cochabamba, capital departamental.

RL/ Foto de portada: Archivo APG.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: