¡La “Revolución” de Colores se estrella en Cuba!

Compartir

La Coordinadora Estatal de Solidaridad con Cuba de Madrid condenamos rotundamente el último y reciente episodio de desestabilización contra Cuba perpetrado por mercenarios contrarrevolucionarios en un barrio de La Habana llamado San Isidro.

Con el propósito de montar un espectáculo mediático anticubano, un grupo de individuos, de dudosa catadura moral, comenzaron una presunta huelga de hambre, para protestar por la condena a ocho meses de cárcel de un supuesto artista por delito de desacato a la autoridad.

El personaje había sido requerido para explicar su aparición en un vídeo de una organización terrorista anticubana, afincada en Miami, afirmando estar a sueldo de un dirigente de esta, en un acto de reafirmación mercenaria por el cual hubiera sido condenado a varios años de cárcel en cualquier parte del mundo. Al negarse a acudir a la autoridad competente, profiriendo además insultos soeces contra el agente que le notificaba el requerimiento, para dar explicaciones de sus actividades anticubanas e incurrir, por tanto, en delito de desacato, es condenado a la pena mencionada.

Faltó tiempo para orquestar el tinglado mediático sobre el tema. Unas veinte personas se encerraron en un domicilio privado del barrio habanero de San Isidro y empezaron una huelga de hambre de la que pronto se supo que era falsa por el abastecimiento constante de los presuntos huelguistas y el perfecto estado físico que exhibían en los vídeos que enviaban al exterior por internet.

La indignante farsa fue inmediatamente divulgada por las multinacionales de la información, cómplices como siempre de lo que es una jugada contrarrevolucionaria más del imperialismo y sus comparsas mediáticas. Por si tal extremo no estuviera más que claro, el “evento” fue apoyado por personajes de la extrema derecha norteamericana, tales como Mike Pence y Marcos Rubio, con el concurso del lacayuno secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, que no tardó en secundar la «denuncia” también en las redes sociales. Para redondear tan cutre sainete, al supuestamente represaliado artista no se le ocurrió cosa mejor que reivindicar al Donald Trump como su legítimo presidente

Se trata de la enésima farsa contrarrevolucionaria, montada esta vez bajo el guión de las “revoluciones” de colores, con las que, desde la Casablanca, se han perpetrado no pocos golpes de estado contra gobiernos desafectos al consenso neoliberal de Washington. Persiguen el mismo objetivo que el sádico bloqueo contra Cuba, que ha sido recrudecido en más de ciento veinte ocasiones por la Administración Trump y que recibe anualmente la condena unánime de la Comunidad Internacional, expresada en la Asamblea General de la ONU.

Derrocar a la Revolución Cubana y retrotraer a la isla a la situación de protectorado azucarero que padecía en el pasado es su misión, con su secuela de analfabetismo, miseria y explotación a manos de las oligarquías terratenientes, aliadas de Estados Unidos contra el pueblo cubano. Ni que decir tiene que fracasarán de nuevo, de la misma forma que fracasan cada día que el criminal bloqueo yanqui agrede al pueblo cubano, sin domeñar su voluntad revolucionaria, de lucha por el socialismo, por su soberanía nacional y la justicia social.

Cuba ha gestionado magistralmente la crisis capitalista, agravada por la pandemia del Covid-19, sin que haya sido el pueblo quien pague las consecuencias. Además ha llevado ayuda médica para cualquier país que la haya solicitado. Por esto es el espejo en el que se miran los pueblos del mundo, que luchan contra la opresión y la explotación del capital.

Con Cuba, su pueblo y su Revolución, toda nuestra solidaridad!

¡Viva Cuba, Fidel y el Che! ¡Hasta la victoria siempre, Venceremos!

Madrid 04 de Diciembre de 2020

Tomado de Cubainformación /Foto de portada: Ramón Espinosa/ AP

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: