Las Américas registran los niveles más altos de COVID-19 desde inicio de la pandemia, advierte la OPS

Durante las últimas semanas, la región de las Américas está registrando las cifras más altas de nuevos casos de COVID-19 desde el inicio de la pandemia, y la situación en el norte del continente es “particularmente preocupante”, declaró este miércoles la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne.

La oficina regional de la OMS contabiliza desde el inicio de la pandemia cerca de 28.5 millones de casos y 753.000 muertes por la enfermedad en las Américas.

Etienne indicó que “la continua alza de los contagios en América del Norte es particularmente preocupante” ante la cercanía del invierno boreal.

Al buscar cobijo del frío, la gente puede verse tentada a reunirse en interiores mal ventilados, que propician las condiciones perfectas para que el virus se propague”, advirtió.

Etienne dijo que en Estados Unidos, el país del mundo que registra más muertos, con 286.338 fallecidos, los casos diarios están alcanzando los 200.000 y actualmente hay 100.000 personas hospitalizadas.

“México también está experimentando un resurgimiento de los casos en el estado de Baja California, cerca de la frontera con Estados Unidos”, señaló la directora del organismo regional.

En Canadá, las infecciones siguen subiendo y algunas provincias han registrado cifras récord de muertes, añadió Etienne. 

La experta dijo que aunque la región sigue mostrando un mosaico de tendencias diferentes, la situación en algunos países de Sudamérica también es preocupante. “Actualmente, Brasil reporta la incidencia más alta de nuevos casos en Sudamérica, con un aumento de los casos y de las muertes”, dijo, y advirtió que el sistema sanitario está “bajo presión”.

La experta alertó que esas cifras y tendencias dejan claro que la región debe redoblar las medidas preventivas, especialmente de cara a las fiestas de final de año. “Ahora no es el momento de relajarse”, enfatizó.

La Directora de la OPS instó a las autoridades sanitarias de la región a emitir “directivas claras” para ayudar a las comunidades a protegerse y a realizar esfuerzos coordinados con el objetivo de aumentar la capacidad hospitalaria en las áreas más afectadas. “Cuando los hospitales no pueden dar espacio a todos los enfermos, muchos van a morir esperando ser atendidos”, afirmó.

En un momento de esperanza ante la llegada de las vacunas contra la COVID-19, que ha dejado al menos 1.557.814 muertos en el mundo, Etienne advirtió que en un inicio “no habrá dosis para proteger a todos”, por lo que el objetivo es llegar a los más vulnerables.

Tomado de Cubadebate/ Foto de portada: AFP.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: