Las personas migrantes frente a la discriminación laboral

Un informe reciente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) muestra la discriminación en términos salariales de la que son víctimas los trabajadores migrantes en comparación con los nacionales.

El estudio, “La brecha salarial de los migrantes: comprender las diferencias salariales entre los migrantes y los nacionales”, examinó la situación de 49 países que acogen a la mitad de los trabajadores migrantes del mundo y reveló que ganaban casi un 13 por ciento menos en promedio.

De acuerdo con Michelle Leighton, jefa del Servicio de Migración Laboral de la OIT, la brecha salarial no solo se ha ampliado en los últimos años, sino que los migrantes continúan siendo objeto de discriminación durante la pandemia de la COVID-19.

Por eso-agregó Leighton-abordar los prejuicios, profundamente arraigados en el lugar de trabajo y en la sociedad es más importante que nunca, “no es solo una cuestión de justicia social”, se trata de un fenómeno significativo para reducir las desigualdades entre mujeres y hombres y eliminar las diferencias de ingresos en los hogares.

Según el informe, las mujeres migrantes a menudo laboran en trabajos domésticos o de cuidado, enfrentando una doble dosis de discriminación salarial, pues ganan menos que las personas nacionales y menos que el promedio de hombres migrantes.

En los países de ingresos altos, los migrantes a menudo tienen un trabajo precario, con un 27 por ciento con contratos temporales y un 15 por ciento trabajando a tiempo parcial, casi siempre en la agricultura, la pesca, la silvicultura, la minería, las canteras, la manufactura, la energía y los servicios públicos o construcción.

Contrario a esa tendencia, en los países más pobres, donde los migrantes suelen ser trabajadores calificados de naciones más ricas desde las cuales son enviados con asignaciones de trabajo temporales, la brecha salarial se invirtió, y los migrantes ganan aproximadamente un 17,3 por ciento más por hora que los locales.

La situación descrita en el informe es solo una parte del largo y difícil camino de regreso de la pandemia que, a inicios de este mes, se refería el director general de la OIT, Guy Ryder, al asegurar que la COVID-19 había impactado al mundo del trabajo “con un golpe extraordinario de la noche a la mañana”.

PGS/RL/Foto de portada: Marcel Crozet/ OIT

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: