Bloqueo estadounidense: Freno constante para el desarrollo agrícola cubano

Compartir

La agricultura en Cuba es uno de los sectores que más se ha visto afectado por el bloqueo impuesto por los Estados Unidos, política hostil que aun hoy constituye el principal obstáculo para el desarrollo de la rama.

El bloqueo ha causado daños en especial en el sistema empresarial y las cooperativas agropecuarias, lo que repercute directamente en la producción de alimentos para la población, refirió Maury Echevarría Bermúdez, viceministro de Agricultura.

Mediante un mensaje publicado en la página web del Ministerio de la Agricultura (MINAG) resaltó que con la aplicación del bloqueo hacia la Mayor de las Antillas se dificulta el cumplimiento de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, específicamente el vinculado a Hambre Cero, con el cual Cuba se ha comprometido.

Asimismo, se ha imposibilitado el aumento de las inversiones mediante cooperación internacional, necesarias para mejorar la capacidad de la producción agrícola.

En el periodo del último año, destacó Echevarría Bermúdez, se registra una afectación de más de 350 millones de dólares, en la que inciden, por ejemplo, los ingresos dejados de recibir por exportación de bienes y servicios.

Ha existido y continúa aún más fuerte una persecución financiera a las transacciones que realiza Cuba, impidiendo el pago seguro de las exportaciones de la agricultura, agregó.

En el monto total se incluyen también aquellas afectaciones provocadas al país debido a la reubicación geográfica del comercio, pues se han tenido que realizar las principales operaciones en países muy distantes.

El tabaco de Cuba, principal rubro exportable, hoy no se puede comercializar en Estados Unidos, y así sucede con otros como el carbón, las frutas frescas, la miel de abeja y el café.

Además, hoy se importan muchos insumos, partes y piezas y semillas desde mercados lejanos, cuando lo que se produce en el norteamericano sería conveniente para Cuba.

Como parte de las afectaciones se puede citar, por ejemplo, el caso de Frutas Selectas, empresa del sistema agrícola que abastecía a los cruceros que llegaban al país, labor en la cual estaba obteniendo buenos y notables resultados hasta que el gobierno de Estados Unidos suspendió este tipo de viajes.

Son palpables también los daños en la producción y servicios como consecuencia de las restricciones y medidas punitivas de la administración Trump, principalmente por la reducción de la entrada de combustible a la nación, insumo indispensable para las labores de la tierra.

Hoy tampoco se puede acceder al mercado tecnológico de los Estados Unidos aun cuando existen empresarios y productores que han expresado su interés de comerciar con Cuba; la maquinaria y piezas que ofertan facilitarían el desarrollo industrial de la agricultura.

El viceministro denunció una vez más el bloqueo impuesto por los Estados Unidos que acumula en más de sesenta años diversas medidas y sanciones que dificultan el quehacer de quienes producen y aportan alimentos al pueblo.

Resaltó que la agricultura en Cuba tiene posibilidades pues cuenta con un sistema empresarial preparado y personas dispuestas a trabajar, pero se precisan de recursos, insumos y de mayores libertades en el comercio exterior.

Tomado de ACN 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Dejanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: