Cuba registró baja mortalidad infantil en 2020 pese a COVID-19

Cuba cerró el 2020 con una tasa de mortalidad infantil de 4,9 por cada mil nacidos vivos, 36 fallecidos menos que el año anterior, a pesar de la pandemia de COVID-19.

Con estas cifras la isla se mantiene como uno de los países con mejores indicadores en esta área en el continente, solo comparada con naciones desarrolladas, con la particularidad de que en medio de la epidemia no ha muerto ningún niño o embarazada.

De acuerdo con datos preliminares del Ministerio de Salud Pública (Minsap) de la nación caribeña, en el año que recién culminó nacieron 105 mil 30 niños, cuatro mil 686 menos que en el periodo precedente.

En 32 municipios de los 168 del país no se reportaron fallecidos menores de un año, lo que representa el 19,05 por ciento.

Las provincias con las tasas de mortalidad infantil más bajas por cada mil nacidos vivos fueron Holguín (3,4), Sancti Spíritus (3,4), Mayabeque (3,5), Villa Clara (3,7) y Pinar del Río (3,7), algunas de estas entre los territorios de mayor cantidad de población y número de nacimientos a nivel nacional.

Varios indicadores mejoraron con relación al 2019 según el Minsap. Por ejemplo, Cuba reportó la tasa más baja de mortalidad por malformaciones congénitas de su historia, con 0,7 por mil nacidos vivos. Además, se redujo de 6,6 a 6,2 por mil nacidos vivos la tasa de mortalidad en menores de cinco años.

Otros resultados significativos son el incremento de la supervivencia en los servicios de neonatología del país, de 98,5 a un 98,8 por ciento.

También presentó mejores resultados la tasa de mortalidad preescolar, que disminuyó de 3,5 en 2019 a 2,8 por 10 mil habitantes de entre uno y cuatro años de edad en 2020, con 37 fallecidos menos.

Asimismo, bajó la tasa de mortalidad escolar de 2,0 a 1,6 por 10 mil habitantes de entre cinco y 14 años de edad, con 50 muertes menos.

Resalta especialmente que durante el enfrentamiento a la pandemia se establecieron rigurosos protocolos sanitarios para la atención a las embarazadas, puérperas y los pacientes pediátricos, lo que permitió que no se haya tenido que lamentar ningún fallecimiento.

Las estadísticas del Minsap refieren que desde marzo hasta la fecha se atendieron como pacientes confirmadas de la COVID-19, un total de 95 gestantes y 17 puérperas, todas con una evolución clínica favorable.

De los más de 11 mil casos de la enfermedad del nuevo coronavirus diagnosticados en la isla, mil 279 pacientes han estado en edad pediátrica, siendo los adolescentes de 15 a 18 años los más afectados, pero para el cierre de 2020, el 90 por ciento se había recuperado.

KMG / RL / Foto de portada: Minsap

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: