Ecuador: Moreno urde una conspiración contra Arauz

Por Hedelberto López Blanch / Colaboración Especial Resumen Latinoamericano

Ya es casi seguro que el presidente ecuatoriano Lenin Moreno esta fraguando algo para que en las elecciones del próximo 7 de febrero no alcance la victoria, por cualquier método, el candidato Andrés Arauz del partido Unión por la Esperanza.

Es muy sospechoso que cuando faltan pocos días para que se realicen los comicios, Moreno haya partido con rapidez y presteza hacia Washington para entrevistarse, según la nota oficial, con el flamante presidente estadounidense, Joe Biden.

Ahora se ha conocido que su visita a esa capital durará del 24 al 29 de enero, y ya se reunió con Juan González, director Senior para el Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Seguidamente lo hizo con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luís Almagro, súbdito predilecto del derrotado expresidente Donald Trump, que ha tenido la siniestra misión de tratar de derrocar por todos los medios a los legítimos gobiernos de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia.

Moreno ha referido que con González conversó sobre “asuntos de seguridad regional, cooperación bilateral, lucha contra el narcotráfico internacional y la defensa del país con la cooperación que le brinda Estados Unidos”, mientras que con Almagro “habló sobre temas de interés nacional y regional”.

Recordemos que Moreno se presentó a las elecciones de 2017 como el continuador de la Revolución Ciudadana, un proceso de transformaciones profundas que cambió radicalmente, y para bien, a la sociedad ecuatoriana. Al dar un giro diametral hacia el neoliberalismo, traicionó no solo la confianza depositada en él por la ciudadanía que lo hizo presidente, sino también a Rafael Correa que lo ayudó a llegar al Palacio de Carondolet como si fuera su digno sustituto.

Tras ser elegido hizo lo indecible por desmantelar la Revolución Ciudadana y denigró a los anteriores funcionarios del gobierno; restauró a los banqueros y la oligarquía mediática en la dirección del poder tras bambalinas; se esforzó por destruir la Unión de Naciones de Sur (UNASUR) y la Comunidad de Estados latinoamericanos y Caribeños (CELAC). Sus acciones las ha realizado con la visión de un fiel servidor de Washington.

Cuando las encuestas dan como posible ganador a Andrés Arauz en las venideras elecciones presidenciales ecuatorianas, resulta muy suspicaz que Moreno al término de su mandato vaya a buscar acuerdos y nuevos compromisos con Estados Unidos y con la nefasta OEA.

Su pasión por la figura del secretario general de la OEA lo llevó a escribir un Twitter desde Washington en el que expresó: “Siempre es grato conversar con Almagro, querido amigo con quien compartimos ideales de democracia, libertad y respeto. No cesaremos hasta lograr el objetivo de alcanzar el bienestar para los pueblos de América”.

Este sujeto, reelegido en el cargo por presiones ejercidas a su favor por la ex administración de Trump, ha apoyado huelgas, intentos de golpe de Estado y hasta magnicidio para destruir a la Revolución Bolivariana. Asimismo lanza amenazas y difama constantemente sobre las realidades de Venezuela, Cuba, Nicaragua y apoyó en noviembre de 2019 el golpe de Estado contra Evo Morales tras éste ganar las elecciones en Bolivia.

Con los antecedentes de estos dos personajes, reunidos en el país donde se han gestado la mayoría de los golpes de Estados contra gobiernos legítimos en la región, los pueblos de Latinoamérica deben estar alertas pues algo se está cocinando en Washington que no huele bien.

El twitter del expresidente Rafael Correa resulta esclarecedor: “Hay una alerta muy seria de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) está reunido para suspender elecciones, porque Arauz gana. Esto coincide con la reunión de Almagro y Moreno en Washington para obtener el visto bueno, y la amenaza de que, si no lo hacían, los consejeros serían destituidos el día de mañana”.

Pero ojo, aunque el CNE ha ratificado en las últimas horas que las elecciones se realizarán en la fecha prevista, las fuerzas de derecha de la nación ecuatoriana con el visto bueno de Moreno, Almagro y Washington tratarán de buscar alguna alternativa para que Arauz no alcance la presidencia. América Latina deberá estar preparada para detener semejante patraña.

Foto de portada: TeleSur

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: