Histórico: Corte en Paquistán prohíbe exámenes de virginidad

En una decisión revolucionaria y sin precedentes, un tribunal de Paquistán prohibió esta semana la práctica de someter a mujeres sobrevivientes de violación a una prueba de virginidad, según un reporte de The Guardian.

Según el tribunal superior de Lahore, dicho examen no tiene base legal y ofende la dignidad personal de la víctima femenina. Aunque se llevan a cabo en nombre de supuestos protocoles médicos en caso de violencia sexual, las pruebas de virginidad son altamente invasivas y no tienen requisitos científicos o médicos, declaró la jueza Ayesha Malik.

“Es una práctica humillante, que se utiliza para generar sospechas sobre la víctima, en lugar de centrarse en el acusado y el incidente de violencia sexual”, insistió al emitir el juicio.

En su cuenta de Twitter, la Ministra de Derechos Humanos de Pakistán, Shireen Mazari, elogió la sentencia que solo se aplicará en el estado de Punjab.

Un informe de la Organización de Naciones Unidas, publicado en 2018, confirma que las pruebas de virginidad son un examen interno médicamente dudoso del himen de una mujer. Sin embargo, todavía se llevan a cabo en 20 países.

Pueden realizarse con o sin consentimiento en casos de violación o cuando una mujer es acusada de “delitos morales”. Se entienden como tal las relaciones sexuales prematrimoniales o la fuga previa al casamiento.

De hecho, el sexo prematrimonial aún se considera un delito en Pakistán para hombres y mujeres. Y puede llegar a costar una pena de cinco años en prisión.

Según declaró Nighat Dad, abogado y activista de Derechos Humanos a The Guardian, el reciente veredicto viene a ser una especie de punto culminante para años de activismo construido sobre trabajo arduo del movimiento feminista.

Esta prueba caduca es parte de una estructura más amplia de patriarcado que contribuye a la revictimización de las mujeres y perpetúa el mito de la ‘víctima perfecta’. A esto se suma que las barreras existentes para que las mujeres denuncien casos de violación son insuperables, declaró.

De hecho, Human Rights Watch dijo en octubre de 2020 que los exámenes de virginidad han sido durante mucho tiempo una parte rutinaria de los procesos penales en Pakistán. La supuesta justificación para realizarlos, misógina y discriminante por demás, es que resulta menos probable que una mujer «habituada a las relaciones sexuales» haya sido violada.

La policía y los fiscales han utilizado los resultados para acusar a las víctimas de violación de tener relaciones sexuales ilegales y tratarlas como delincuentes. Sin embargo, este veredicto histórico contribuirá en gran medida a desmantelar algunas de esos prejuicios.

AT/ RL/ Foto de portada: Europa Press. 

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: