Japón por incrementar negocios con Cuba

Por Hedelberto López Blanch / RL

Muchas empresas japonesas tienen interés en invertir en Cuba y esperamos que en la próxima administración de Estados Unidos se incrementen más nuestras relaciones, afirmó en conversación con Resumen Latinoamericano, el encargado de Negocios de la embajada de Japón en Cuba, señor Yokobayashi Naoki.

En los últimos cinco años, recordó, se han realizado las visitas de alto nivel de ambos gobiernos y diversos eventos conmemorativos como la celebración en 2018 del 120 aniversario de la llegada de la migración japonesa y en 2019, el 90 aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas, pero debido a la pandemia se han cancelado muchas visitas programadas.

Indicó que Japón fue uno de los socios más importantes de Cuba en los años 70 y 80 del pasado siglo y en la Isla del Caribe se fabricaban camiones y equipos electrodomésticos con inversión y tecnología japonesa tras establecerse en 1974 la Conferencia Económica Japón-Cuba con la participación de empresas privadas que aun tienen interés en hacer negocios con La Habana. Lamentablemente esa relación cayó a partir del llamado Período Especial.

El diplomático destacó que en la actualidad, un buen indicador del estado de las relaciones han sido las visitas de alto nivel entre ambas naciones, como la del entonces canciller Kishida Funio en 2015 y la primera de un premier japonés, Abe Shinzo en 2016, año en que el entonces vicepresidente del Consejo de Estado, Miguel Díaz Canel lo hizo a Tokio, además de recientes visitas de ministros, viceministros y otros importantes funcionarios gubernamentales cubanos.

Al referirse a las relaciones de colaboración, Naoki indicó que en los últimos años Japón ha otorgado 90 millones de dólares en cooperación no reembolsable y 128 millones en cooperación técnica a Cuba, y más de 930 cubanos participaron en diversos seminarios y cursos de capacitación realizados en Japón, mientras que más de 300 expertos de mi país llegaron a esta Isla a trabajar en sectores para la introducción de nuevas tecnologías.

Importante fue que en 2016 se firmó un acuerdo entre los acreedores y el Gobierno cubano sobre el pago de la deuda. Para facilitarlo, Tokio decidió otorgar la donación de 10 millones en los próximos cinco años para facilitar el suministro de máquinas, equipos y recientemente la nación asiática donó a La Habana, 100 camiones recolectores de basura bajo este esquema y para este año se han firmado otros para ómnibus y equipos médicos.

Ratificó que la cooperación económica es un aspecto sólido del estado de las relaciones que se efectúa en varias aristas y se realiza mediante la Agencia Japonesa para la Cooperación Internacional (JICA) como la Asistencia Financiera a Gran Escala, la Asistencia Financiera No Reembolsable para proyectos de seguridad humana en sectores de la agricultura, la educación, la salud y los recursos hidráulicos, entre otros.

En los próximos años, puntualizó, Japón está interesado en recuperar las relaciones económicas y de negocios entre las empresas y entidades de ambos países.

En cuanto a la situación económica de su país, Naoki explicó que Japón está enfrentando la tercera ola de propagación de la pandemia Covid-19 y en los meses de noviembre y diciembre se ha registrado el mayor número de casos positivos de la pandemia. El promedio de positivos diarios en diciembre se aproxima a más de 3 000, y el número de afectados en total alcanza 190 000 y 2 800 fallecido.

Por tales motivos, se estima que el crecimiento económico sufrirá una caída drástica de menos 5 % en 2020 por falta de demandas en los sectores del país, sobre todo del turismo donde el impacto ha sido muy grande. En 2019 más de 30 millones de extranjeros visitaron Tokio y en 2020 solo lo arribaron 4 millones de enero a octubre. Para 2021 el crecimiento económico se sitúa en 3,4 % a pesar de los efectos negativos de la pandemia.

Seguidamente, al hablar sobre la creación de la Asociación Económica Integral Regional (RCEP) expuso que los 15 países que la integran, 10 miembros de la ASEAN (Vietnam, Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Singapur y Tailandia) junto con China, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda, la convertirán en el marco económico más grande del mundo: 30 % del PIB, 30 % de la población con 2,200 millones de personas y 28 % del comercio mundial.

Explicó que los beneficios para Japón a través de RCEP serán, la introducción de mano de obra calificada procedente de otros países asiáticos en el momento en que Tokio enfrenta un envejecimiento de la población y la escasez de nacimientos; intensificar la cadena de suministro de productos cuando cada vez más las fábricas japonesas se establecen en otros países asiáticos; y bajar el costo de importación de otros productos extranjeros. Existen retos y desafíos pero Naoki aseguró que están dispuestos a superarlos.

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: