México: AMLO prohíbe el maíz transgénico y el glifosato

El maíz es uno de los cultivos más antiguos de México y con este decreto quedan protegidos frente a las trasnscionales de los transgénicos.

Mediante decreto impulsado por el Presidente se buscan alternativas sostenibles y culturalmente adecuadas para remplazar el glifosato.

Durante uno de los últimos actos de Gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador en 2020, se realizó la aprobación de un decreto con el cual pretende eliminar en el territorio azteca el uso del glifosato, así como la utilización del maíz transgénico.

La decisión está contenida en una publicación del Diario Oficial de la Federación en el último día de 2020, con lo cual el pasado 1 de enero comenzó la ruta para eliminar, en un plazo de tres años, el uso de glifosato en territorio azteca y prohibir el maíz transgénico, de acuerdo con el decreto que el gobierno federal emitió la pasada semana.

Se definió que a más tardar en el primer semestre de 2023, las secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), de Salud (Ssa) y de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), así como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) promoverán las reformas legales correspondientes.

Se instruye, además, a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal para que, a partir de la entrada en vigor del presente decreto, se abstengan de adquirir, utilizar, distribuir, promover e importar glifosato o agroquímicos que lo contengan como ingrediente activo, en el marco de programas públicos o de cualquier otra actividad del Gobierno, ordena la publicación.

Organismos de la sociedad civil, como Greenpeace México, celebraron la publicación del decreto al considerar que este es un paso muy importante en la dirección correcta para avanzar hacia la agricultura ecológica, lo que resulta fundamental para la producción de alimentos saludables y gozar de soberanía y autosuficiencia alimentaria.

La ONG señaló que se salda una deuda histórica con la diversidad genética del país, ya que desde hace 21 años, junto con organizaciones campesinas, académicos, investigadores artistas e intelectuales, impulsaron su eliminación.

Se establece que la Sader y la Semarnat promoverán «alternativas sostenibles y culturalmente adecuadas» que resulten seguras para la salud humana, la diversidad biocultural del país y el ambiente, para remplazar el uso del glifosato.

Asimismo, el Conacyt emitirá recomendaciones anuales para las autoridades competentes que les permitan sustentar, en su caso, la cantidad de glifosato que autorizarán a los particulares para su importación.

Tomado de TeleSUR/ Foto de portada: Greenpeace/ Twitter..

cubaenresumen

Corresponsalía en Cuba de Resumen Latinoamericano

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: